Alejandra Portuguez Morales.21 diciembre, 2020

Mientras muchos papás sonreían y se les salían las lágrimas de felicidad al ver que sus hijos se graduaban, una madre lloraba desconsolada mientras recogía el título de sexto grado de su hija, a quien no ve desde hace quince días.

Este doloroso contraste de emociones ocurrió en Tilarán, Guanacaste.

Yendry Morera es la mamá que ruega para que su hija --Melody Johanna Álvarez Morera, de 12 años-- regrese a casa en Santa Rosa de Tilarán.

Este viernes 18 de diciembre, a la 1 de la tarde, era la graduación de los estudiantes de la escuela José María Calderón Mayorga; los compañeritos llegaron a tiempo, la única que faltó fue Melody.

La directora del centro educativo llamó a doña Yendry para que recogiera las fotos y el título de su hija a las 5:30 p.m. cuando ya todas las ceremonias habían terminado.

“Ese día lloré desconsolada sabiendo que después de años de lucha, con notas de excelencia, mi hija no estaba en su día especial”, nos dijo.

Este fue el título de Melody Johanna Álvarez Morera, de 12 años, que recogió su mamá. Fotos: Autorizadas por Yendry Morera, mamá.
Este fue el título de Melody Johanna Álvarez Morera, de 12 años, que recogió su mamá. Fotos: Autorizadas por Yendry Morera, mamá.

“Me topé con algunas madres que lloraron conmigo, entendían mi dolor y sé que todas oran para que regrese (Melody). Cuando llegué a mi casa y vi su foto, mi corazón anhelaba un abrazo para celebrar su logro”, expresó.

Melody desapareció el domingo 6 de diciembre, sus papás pusieron la denuncia en el OIJ y esperan que pronto den con su paradero.

“Mis días y noches son un calvario al ver su cuarto vacío, a cada rato me pongo a llorar, sobre todo cuando veo sus fotos, su graduación era un momento para disfrutar juntas”, añadió la mamá.

Lo que pasó

En apariencia, a Melody se la llevó un nicaragüense de apellido Cubaz y 24 años al vecino país.

Se trata de una relación impropia porque se da entre un adulto y una persona mucho más joven y a todas luces es inconveniente o dañina para la persona menor de edad.

El sospechoso de haberla llevado con él vivía a un kilómetro de la casa de la niña y se habrían conocido en unas clases de karate.

El extranjero le dobla en edad y supuestamente le pasaba escribiendo mensajes.

La mamá de Melody intentó evitar ese tipo de situaciones, pero el nicaragüense insistía en que solo quería practicar karate.

“Anhelamos su regreso, la casa siempre tendrá las puertas abiertas para ella. Soy su madre, la amo e indiferentemente de cómo sucedieron las cosas (desaparición) solo quiero su regreso y felicidad.

“Me siento orgullosa de mi niña y quiero que sepa que a pesar de mi tristeza, también disfruto su logro aunque no esté presente. Sueño con verla convertirse en la profesional que siempre dijo querer ser, ella aseguraba que sería veterinaria y que tendría un albergue para los perritos abandonados; aún estamos a tiempo para que siga cumpliendo sus sueños”, expresó esta valiente mamá.

Melody es la hija única de Yendry, quien la describe como una preadolescente inteligente y confía que no está pasando frío ni hambre. Le reza a Dios para que se la siga cuidando donde sea que se encuentre.

Melody Johanna Álvarez Morera, de 12 años, desapareció desde el 6 de diciembre del 2020. Fotos: Autorizadas por Yendry Morera, mamá.
Melody Johanna Álvarez Morera, de 12 años, desapareció desde el 6 de diciembre del 2020. Fotos: Autorizadas por Yendry Morera, mamá.

Asegura que añora volver a verla todos los días, guiarla para que se convierta en una mujer madura e independiente, pero con buenas bases para que se desenvuelva.

“Espero que nunca olvide que su madre la ama y la esperaré toda la vida, espero que no sean años, pero la espero”, añadió.

“Mis días son amargos, a ella la amo y solo deseo verla cumplir sus sueños”, dijo Yendry Morera, mamá de Melody.
Yendry Morera, llora al ver las fotos junto a su única hija Melody Johanna Álvarez Morera. Fotos: Autorizadas por Yendry Morera, mamá.
Yendry Morera, llora al ver las fotos junto a su única hija Melody Johanna Álvarez Morera. Fotos: Autorizadas por Yendry Morera, mamá.
Papá pide al OIJ actuar pronto

Jimmy Álvarez, papá de la menor de edad, aseguró que le entristece haber perdido un momento único de un triunfo de su hija, pero que la mayor gloria será volver a verla.

“Solo queremos que ella esté bien, este siempre ha sido su hogar (Costa Rica) y como papá les digo a los jóvenes que queremos lo mejor para ellos, por eso confío en que regresará a casa”, afirmó.

Álvarez cuenta que tuvieron comunicación con la mamá del sospechoso y esta les dijo que hará lo posible por devolver a la menor si Melody y Cubaz llegan a la casa de ella.

Sin embargo, nada ha cambiado desde que hablaron.

“Lo único que les pido a las autoridades judiciales es que agilicen la investigación y que regresen a mi hija sana y salva”, dijo el papá de la niña.

El OIJ mantiene la investigación abierta, no descarta coordinar con la Policía de Nicaragua para traer a suelo nacional a la niña.