Rocío Sandí.Hace 3 días

Un perro policía está entre los encargados de velar por la seguridad del presidente de la República, Carlos Alvarado.

Se trata de Mamut, un pastor belga malinois de año y medio, que nació y fue entrenado en el Criadero y Adiestramiento Zamorano, localizado en Cartago.

El perro es muy juguetón y apegado a su cuidador. Foto: Cortesía de Rubén Rodríguez.
El perro es muy juguetón y apegado a su cuidador. Foto: Cortesía de Rubén Rodríguez.

El peludito fue donado al ministerio de la Presidencia por la Federación Canina de Costa Rica (Acan).

Rubén Rodríguez, presidente de la agrupación, contó que Mamut viene de una familia de perros que han destacado por su labor policial.

“La mamá es de Europa y es una agente antinarcóticos, mientras que el papá es mexicano y se especializa en la búsqueda de explosivos. El patrón heredado hace que las conductas de los papás se trasmitan y da una influencia genética de peso”, explicó el especialista.

Puras tejas

Rodríguez contó que el peludito es muy inteligente y desde pequeño demostró tener grandes habilidades para desarrollarse como perro policía.

“Tiene un gran instinto para cazar; olfatear, una muy buena concentración, es muy amoroso y eso hace que tenga un gran apego con el agente canino con el que trabaja. También tiene un nivel de energía muy alto y es loco por la pelota, es su juguete preferido”, relató.

El oficial Carlos Cascante está muy contento con su nuevo compañero. A su lado Rubén Rodríguez. Foto: Cortesía de Rubén Rodríguez.
El oficial Carlos Cascante está muy contento con su nuevo compañero. A su lado Rubén Rodríguez. Foto: Cortesía de Rubén Rodríguez.

“Ya él tiene dos meses de estar trabajando y como está joven podría servir al país unos ocho o nueve años. Nos han dicho que ha demostrado un gran interés por el trabajo, le gusta su labor y eso es muy importante”, añadió.

El pastor belga malinois es una de las cuatro variedades de la raza canina de pastor belga. Tiene aptitudes como guardián de rebaño, es tenaz y protector, reuniendo las cualidades necesarias para ser entrenado como perro pastor, guardián, de defensa o de servicio, por eso es muy usado por los cuerpos policiales de todo el mundo.

El agente canino tiene una gran responsabilidad, ya que él debe revisar previamente los lugares que visitará el mandatario para verificar si hay explosivos cerca; una vez que el can da el visto bueno el presi entra.

El presidente de Acan ha conversado varias veces con Carlos Cascante, el oficial que tiene a cargo a Mamut y este reconoce que está muy satisfecho con el animal.

“Me ha dicho que le parece un perro espectacular, es superjuguetón, que tiene mucha capacidad y que es muy buen trabajador, también cuenta que tenía mucho tiempo de no ver un perro así”, expresó.

El peludito se sienta al detectar el olor de los explosivos. Foto: Cortesía de Rubén Rodríguez.
El peludito se sienta al detectar el olor de los explosivos. Foto: Cortesía de Rubén Rodríguez.

Este es el primer perro que dona Acan al Estado, sin embargo la federación tiene gran experiencia en el tema ya que ha adiestrado muchos canes para empresa privadas y para particulares. Además, la agrupación constantemente brinda charlas sobre la educación de estos animales.

“Este perro tiene un valor de seis millones de colones y decidimos donarlo primero por el respeto a las autoridades que tenemos y segundo porque creemos que la seguridad del presidente es muy importante.

“Cuando se dio la huelga, el año pasado, vimos que don Carlos Alvarado vivió situaciones complicadas y sentimos la necesidad de ayudar en algo”, aseguró Rodríguez.

En la unidad canina de Presidencia hay tres perros más, todos especialistas en la detección de armas y explosivos.