Andrés Garita.5 noviembre, 2019
Los agentes del OIJ no han encontrado el cuchillo con el que mataron a la víctima. Foto: Andrés Garita.
Los agentes del OIJ no han encontrado el cuchillo con el que mataron a la víctima. Foto: Andrés Garita.

Un trabajador administrativo del hospital de Puntarenas, llamado Erick Moscoso Moscoso y de 45 años, fue asesinado a puñaladas la madrugada de este martes.

Presuntamente, él llegó el lunes a las 7 p. m. en su carro, en compañía de dos hombres, a unas cabinas llamadas Secretos de Amor, localizadas en San Miguel de Barranca; horas después fue encontrado muerto en una de las habitaciones.

Uno de los encargados del lugar fue quien dio la voz de alerta a eso de la 1 de la madrugada del martes, ya que al entrar a hacer la limpieza a la cabina número cinco encontró el cadáver.

Según contó el hombre a las autoridades, Moscoso estaba tirado en el piso boca arriba a la par de la cama. Él tenía diez heridas de cuchillo entre el pecho y el estómago.

Los sospechosos del crimen son precisamente los sujetos que habrían ingresado al lugar con él, ya que desaparecieron. Las identidades de ellos se desconocen.

Los oficiales buscan a los dos hombres que llegaron con el funcionario del hospital a las cabinas. Foto: Andrés Garita.
Los oficiales buscan a los dos hombres que llegaron con el funcionario del hospital a las cabinas. Foto: Andrés Garita.

Los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) levantaron el cuerpo a las 3 de la madrugada y horas después regresaron a hacer una búsqueda por los alrededores del lugar para tratar de recoger pistas que los ayuden a esclarecer el caso.

Los oficiales no encontraron por ningún lado el arma con la que le dieron muerte al hombre, por lo que se cree que los sospechosos se la llevaron.

Los investigadores informaron que el carro de la víctima estaba en el lugar, por lo que presumen que los homicidas huyeron del lugar a pie.

Este martes en horas de la tarde, el OIJ y la Fuerza Pública detuvieron en Guadalupe de Barranca a dos jóvenes de 18 años que estarían vinculados con el homicidio, pues aparentemente fueron vistos junto a Moscoso horas antes del crimen.

Trascendió que los sujetos, cuya identidades no se dieron a conocer, tenían en su poder pertenencias de la víctima; sin embargo, esto no fue confirmado por la Policía Judicial.

45 años de edad tenía la víctima