Rocío Sandí.2 febrero

José Santos Orozco, de 39 años, falleció después de que dos ladrones lo apuñalaran tres veces para quitarle los ¢300 mil que la víctima había estado presumiendo en un bar.

El ataque se dio este domingo en la madrugada en el centro de Grecia, Alajuela, cerca del Banco Nacional.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó que, según la versión de testigos, Santos trabajaba en un balneario cercano y había recibido una plata, luego fue a tomarse unas cervezas a un bar con varios conocidos.

Los oficiales lograron detener a uno de los sospechosos de cometer el homicidio. Foto: José Cordero. / Fines ilustrativos.
Los oficiales lograron detener a uno de los sospechosos de cometer el homicidio. Foto: José Cordero. / Fines ilustrativos.

Los allegados del fallecido dijeron a las autoridades judiciales que a José se le pasó la mano con los tamarindos y empezó a enseñar la plata a todo el que se le acercaba.

Un amigo de él lo sacó del bar y cuando habían caminado unos cuatro metros llegaron dos hombres que sabían que Santos andaba bastante dinero y lo apuñalaron para quitarle la plata, los maleantes lo hirieron tres veces en el pecho y la causaron la muerte de inmediato.

El amigo de José, identificado como Jorge Luis Cortés Arguedas, también recibió una puñalada en el estómago por lo que fue llevado a un centro médico donde lo reportaron en condición estable. Incluso, horas después del ataque fue llevado a las oficinas del OIJ para que pusiera la respectiva denuncia.

Luego del atraco los delincuentes escaparon corriendo, pero varios oficiales de la Fuerza Pública hicieron un operativo y poco después detuvieron a uno de los sospechosos. El supuesto homicida, de apellido Amador, fue llevado a las oficinas de la Fiscalía y se espera que sea sometido a un reconocimiento por parte del sobreviviente del ataque.

Las autoridades continúan buscando al otro hombre.