Alejandra Portuguez Morales.3 abril

Un hombre identificado como Alejandro Espinoza Arias, de 33 años, fue asesinado de un balazo en la cabeza cuando se bajó de un taxi.

La agresión mortal ocurrió este viernes a las 4:24 de la madrugada, en las cercanías del taller Brico en San Juan de Bajo Tejar de San Ramón, Alajuela.

Un taxista, de apellido Varela, les dijo a las autoridades que les hizo un servicio a tres hombres cuando ocurrió la agresión y que otros dos sujetos que viajaban con la víctima se dieron a la fuga.

El taxi tenía impactos de bala en la puerta trasera y el parabrisas. El conductor estaba estable, pero muy asustado por lo ocurrido.

La agresión ocurrió a las 4:24 a.m de la madrugada en Tejar de San Juan de San Ramón, Alajuela. Fotografía José Cordero/con fines ilustrativos
La agresión ocurrió a las 4:24 a.m de la madrugada en Tejar de San Juan de San Ramón, Alajuela. Fotografía José Cordero/con fines ilustrativos

Las autoridades judiciales indicaron que en apariencia Espinoza pidió al taxista que lo llevara a ese lugar, cuando se bajó tuvo una discusión con otro hombre y luego se escuchó un disparo. Al parecer, Alejandro iba a comprar drogas.

El hombre quedó sin vida al lado del taxi y de momento no hay detenidos por este homicidio.

El OIJ no aclaró si alguno de los acompañantes de Espinoza fue el que le disparó ni por qué el taxi tenía impactos de bala.

La víctima era oriundo de San Ramón y dejó dos hijas pequeñas.

En lo que llevamos del año han ocurrido 142 homicidios en Tiquicia, de acuerdo con las estadísticas del OIJ. Este sería el segundo homicidio en San Ramón que ocurre en este 2020.

Las autoridades han dicho que los taxistas son parte de los conductores que tiene permisos para transitar en medio de la restricción vehicular por el Covid-19.