Silvia Coto.20 febrero
Ojos Bellos y el doctor se conocieron por sus parejas. Foto: Rafael Pacheco
Ojos Bellos y el doctor se conocieron por sus parejas. Foto: Rafael Pacheco

Un joven médico de 29 años, con un futuro prometedor, fue condenado junto a la banda de Ojos Bellos a 45 años de cárcel por el delito de secuestro con resultado de muerte. Y todo por un millón de colones.

Se trata del doctor Johan Ching Jiménez, quien hasta este viernes 19 de febrero sigue activo en la página del Colegio de Médicos y Cirujanos. El médico laboraba en el Hospital Tony Facio, de Limón, sueño que tuvo desde muy jovencito pues es oriundo de la provincia caribeña.

La sentencia fue dictada el pasado miércoles en el Tribunal Penal de Limón, además de Ching fue condenado Dinier Estrada Jiménez, alias Ojos Bellos; su hermano Greivin Estrada Sanarrusia, Anderson Brenes Ramírez, Jossi Córdoba Torres. La pena pudo ser más alta porque la Fiscalía también pidió 10 años de cárcel por el delito de asociación ilícita, pero la petición no fue acogida por el Tribunal, y los absolvieron por ese delito.

La última publicación en Facebook del doctor fue la tarde de martes, antes de la sentencia, en la que posteó: “Ya mañana todo se decidirá. Gracias a todos por sus oraciones”, esto acompañado por una imagen que dice ‘Dios en ti confío, haz lo que tengas que hacer’, y de seguido le llovieron mensajes de apoyo no solo de pacientes, sino de otros compañeros del centro médico.

Los conocidos del doctor Ching aseguran que es un joven muy trabajador y esforzado. Tomada de Instagram
Los conocidos del doctor Ching aseguran que es un joven muy trabajador y esforzado. Tomada de Instagram

La gran pregunta que se hacen muchos es cómo el médico Ching se involucró con Ojos Bellos. El nexo se dio porque Ching estuvo casado con una familiar de la esposa de Estrada Jiménez.

En mayo del 2018 estando Estrada (Ojos Bellos) preso en máxima seguridad de La Reforma, giró la orden para que su banda empezara a realizar secuestros y después pidieran dinero a las familias para que los liberaran.

El 5 de mayo del 2018, en La Colina de Limón, cuatro de los sentenciados chocaron un carro por detrás en el que viajaban Elvis Rosalio Alvarado González, de 28 años, y su sobrino de 17 años, Evert Steven Sevilla Alvarado, ambos vecinos del barrio Los Lirios de Limón.

Elvis se bajó del carro y en ese momento los hombres, con los rostros cubiertos, lo amenazaron y lo obligaron a subirse al vehículo.

Ching es dueño de una finca en Matama de Limón, y la orden dada por Ojos Bellos fue que llevaran a los secuestrados a ese lugar y pidieran el pago de ¢200 millones por liberar a Elvis y a su sobrino Evert.

Dos días después los familiares de los secuestrados pagaron ¢7 millones, pero al día siguiente Estrada dio la orden de matarlos y sepultarlos en la finca del joven doctor.

Los cómplices de Ojos Bellos recibieron entre ¢600 mil y ¢1 millón por el secuestro, incluyendo al Dr. Ching.

Al principio de la investigación se quiso hacer ver que el médico solo le alquilaba la finca a Ojos Bellos sin saber para qué, pero la situación cambió conforme avanzaron las investigaciones.

“El OIJ obtuvo información que permitió al Ministerio Público acreditar que el imputado mantuvo comunicaciones constantes con otros imputados. De igual manera, tras varias diligencias de investigación ordenadas por esta Fiscalía, se logró comprobar que Dinier Estrada Jiménez había conversado con su hermano (Greivin Estrada) para corroborar que Ching había recibido la parte del pago que le correspondía por los hechos”, detalló la Fiscalía.

Por lo que dicha conversación fue clave para que el Tribunal condenara al médico.

Colegas sorprendidos

Colegas sorprendidos. Un doctor del Hospital Tony Facio que habló con La Teja, aseguró que para todo el personal del centro médico fue impactante saber que condenaron al colega.

“Ching, así le decimos todos, es un médico muy jovencito, que tenía mucho futuro en la medicina, porque la verdad le apasionaba esta profesión y según contaba pasó por mucho para poder concluir la carrera y llegar a donde estaba.

“Era respetado por todos y los pacientes la verdad que le tenían cariño, yo desconocía la situación hasta hace unos días, pero sinceramente me duele que se viera involucrado en algo así”, dijo el doctor quien nos pidió no poner su nombre.

El médico comentó que la situación de Ching al ser poco común ha sido muy comentada en el hospital.

Ching descuenta prisión preventiva mientras la sentencia queda en firme.

Casos en aumento

Casos en aumento. El criminólogo Gerardo Castaing aseguró que las situaciones de profesionales ligados al narco o la delincuencia se han vuelto más común en los últimos 40 años.

“Hace años las personas de distintas profesiones tenían la credibilidad de muchas personas, tenían altos puestos, eran ejemplares, pero con la sobrepoblación de las distintas profesiones se empezó a dar corrupción y los grupos narcos han encontrado esas vulnerabilidades”, dijo Castaing.

El experto asegura que en algunos casos estos profesionales actúan por voluntad o por amenazas y que al igual que hace muchos años, hoy se necesita que las universidades aumenten los valores humanos en sus formaciones como se hacía antes.

En una fosa en la finca del médico encontraron los cuerpos. Foto: Suministrada por Reiner Montero, corresponsal /Archivo
En una fosa en la finca del médico encontraron los cuerpos. Foto: Suministrada por Reiner Montero, corresponsal /Archivo