Silvia Coto.11 agosto
Luda mantiene la recompensa para quien les lleve a su hijo.
Luda mantiene la recompensa para quien les lleve a su hijo.

Luda Gimelfarb, mamá de David Gimelfarb, el joven estadounidense que desapareció hace 10 años en el parque nacional Rincón de la Vieja, en Guanacaste, siente en su corazón que su hijo está vivo, incluso, nos contó que una médium le dijo que su hijo vive, tiene pareja y una hija.

Esta mujer está pasando por momentos de mucho dolor, pues su esposo Roma Gimelfarb murió el 22 de marzo en Chicago, Estados Unidos, ellos se acompañaban y pasaban moviendo cielo y tierra para encontrar a su hijo, de quien no se sabe nada desde el 11 de agosto del 2009, cuando vino de vacaciones al país.

Lo último que se supo es que estacionó su carro en el parque nacional.

Roma le había pedido a su esposa cómo última voluntad que si él moría, pues tenía años de luchar contra el cáncer, su cuerpo fuera cremado y lo tirara al Rincón de la Vieja, para que si su hijo estuviese ahí un pedazo de su alma lo acompañara.

Luda asegura que ella no dejará de luchar hasta encontrar a su hijo. Foto: Silvia Coto
Luda asegura que ella no dejará de luchar hasta encontrar a su hijo. Foto: Silvia Coto

Doña Luda visitó la redacción de La Teja este sábado y nos contó que aprovechó el aniversario de la desaparición para cumplirle la promesa a su marido y seguir en la búsqueda de su hijo, por lo que volverá a su país hasta el 14 de agosto.

–¿Cuándo lanzaron las cenizas?

–El pasado 7 de agosto, contratamos un helicóptero en Liberia que nos llevó hasta el parque y ahí las lanzamos, fue un momento muy difícil para mí, pero mi esposo así lo quería, él y yo nos amamos mucho.

¿Tuvo que enfrentar muchos trámites complicados para traer las cenizas?

–Sí, el consulado pide varios requisitos y son muy estrictos porque hay varias especificaciones, por ejemplo, que se certifique que dentro del recipiente vengan solo los restos de Roma, y esto lo sellan y le ponen al paquete como un sello dorado, al ingresar a Costa Rica no tuve ningún problema.

–¿Qué sintió cuando estuvo sobrevolando el parque?

Fue revivir todo lo que vivimos buscando a nuestro hijo, y no olvido lo mucho que nos ayudó la Cruz Roja, y como los lazos de mi país y de este se unieron para apoyarnos.

–¿Ante la desaparición de David y ahora que las cenizas de su esposo están aquí piensa venir más seguido?

–Nosotros veníamos todos los agostos, ahora esta fecha es más especial para mí porque se perdió David y lanzamos las cenizas, voy a venir cuando sea necesario y más si hay alguna novedad en el caso de mi hijo.

Las cenizas fueron lanzadas en el parque nacional el pasado 7 de agosto. Foto: Cortesía
Las cenizas fueron lanzadas en el parque nacional el pasado 7 de agosto. Foto: Cortesía

–¿Han pasado 10 años, han tenido alguna novedad en el caso, alguna pista?

–Cuando mi esposo Roma murió una médium nos contacto por medio de la embajada de Estados Unidos, una de las pistas que se tuvo en un momento fueron unos dibujos que le encontraron a una indigente en Quepos, muy parecidos a los que hacía David, ella nos dijo que no eran hechos por él y después el OIJ nos dijo que esos dibujos, según lo que ellos investigaron, fueron hechos por un costarricense.

–¿Qué más le dijo la médium?

–Bueno, primero no es que yo crea en estas cosas, pero cuando uno tiene 10 años de buscar a su hijo y espera volverlo a ver cualquier pista se investiga, ella me dijo que ve a mi hijo como en unas clínicas, que David está vivo, que él esta bien, que tiene una pareja y una hija, ella cuando lo ve nos dice que también observa tierra roja y cavernas. También nos dice que busquemos por el lado de Nicoya.

–¿Qué sintió usted cuando ella le dijo eso?

–No le puedo ni explicar, me sentí feliz, mi esperanza de encontrarlo aumento aún más, ha pasado mucho tiempo, pero yo necesito encontrarlo, no me voy a cansar nunca ni voy a desistir.

–¿Han podido seguir alguna pista de eso que les dijo la médium?

–En estos días fuimos clínica por clínica y visitamos todas desde Bagaces hasta Upala. En todas dejamos la foto y preguntamos, pero en la clínica de Bagaces nos dijo la oficial que la dejara para comentar con el personal. Ella se las enseñó y una de las enfermeras después nos dijo que un muchacho con las mismas características de David estuvo ahí con su esposa e hija hace año y medio, que llevaron a la niña a vacunar y que les dijeron que no eran de la zona, pero que aprovecharon porque andaban visitando a unos amigos, ella describe al joven como alguien tímido y muy callado, igual que mi hijo.

Don Roma sufrió cáncer durante varios años, uno de sus temores más grandes era morir sin encontrar a su hijo y así ocurrió, en la foto con su esposa Luda. Foto: Alonso Tenorio
Don Roma sufrió cáncer durante varios años, uno de sus temores más grandes era morir sin encontrar a su hijo y así ocurrió, en la foto con su esposa Luda. Foto: Alonso Tenorio

–¿Después de esta pista que van hacer?

–Está semana vamos a buscar por el lado de Nicoya para ver cómo nos va y volveremos a casa.

–¿Usted guarda las cosas de su hijo?

–Sí, todas, incluso los regalos que él le hacía a mi mamá que falleció desde que él era muy pequeño.

–¿Ha soñado con su hijo?

–Sí, siempre en mis sueños yo le veo venir hacía mis brazos, se ve muy emocionado, siempre es el mismo sueño.

–¿Todavía mantienen la recompensa?

–Sí, nosotros tenemos los cien mil dólares (¢57 millones) guardados y se los daremos a la persona que con pistas reales nos lleve a nuestro hijo.

–¿Qué le diría a David si él pudiera leer está nota?

–Mi mayor deseo es encontrarte, para acabar con esta angustia y está desesperación, no sé que pudo haber ocurrido, pero solo quiero saber que estás bien y que eres feliz.

–¿Sino lograra encontrar a David, quisiera que sus cenizas también sean lanzadas en el Rincón de la Vieja?

–Me gustaría mucho, no tengo familia, pero espero que alguno de mis amigos cercanos lo pueda hacer por mí.

–Si alguien sabe algo de su hijo cómo la puede contactar?

–Por el Facebook “Help Find David Gimelfarb” o directamente en la embajada de los Estados Unidos al 2519-2454.