Alejandra Portuguez Morales.13 enero

Ricardo Alem León, condenado a 20 años de prisión por el delito de tráfico internacional de drogas, recibió un beneficio que lo sacó de las celdas, por lo que ahora solo firmará una vez a la semana.

Así lo confirmó la oficina de prensa del Ministerio de Justicia, Alem ya no está en La Reforma y solo estampa su firma cada lunes en el Centro de Atención Semi-institucional San Agustín, en Heredia, además debe tener un sitio de residencia fija y tener brete.

De acuerdo con Gustavo Solórzano, subdirector del Instituto Nacional de Criminología (INC) voloraron muchos aspectos sobre Alem, entre ellos el expediente de sicología, en el que él se arrepintió del tiempo perdido y además en el que decía que temía morir en prisión.

Otro aspecto que pesó para este beneficio fue su buena convivencia con los demás presos, además porque tiene trabajo como asistente y contador en un negocio de Heredia.

Alem fue, en la década de los 80, el representante de Costa Rica ante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Ricardo Alem está trabajando como asistente y contador en un negocio en Heredia. Foto: Archivo GN
Ricardo Alem está trabajando como asistente y contador en un negocio en Heredia. Foto: Archivo GN
Libertad pulseada

Solórzano explicó que durante el 2018 conocieron el caso de Alem por medio de dos vías, primero el 6 de junio de ese año Alem pidió el beneficio de libertad condicional, pero el INC aconsejó que no se lo otorgaran.

Luego, el 12 de noviembre de ese mismo año el consejo interdisciplinario de la cárcel Luis Paulino Mora Mora, en San Rafael de Alajuela, recomendó que Alem podía estar en el nivel de Atención Semiinstitucional, pero para ese momento también fue rechazada la solicitud.

Alem volvió a pedir la libertad condicional el 10 de junio del 2019, pero nuevamente el INC aconsejó que no era favorable.

El 18 de agosto anterior el consejo del centro penal volvió a recomendar a Alem para el beneficio de pasar a un semi-institucional y fue hasta el 8 de octubre del año pasado que el INC decidió que era un buen momento para seguir la recomendación. El 4 de diciembre del 2019 notificaron al centro penal, pero fue hasta el 9 de diciembre que le dieron el beneficio del semi-institucional.

“Si bien Ricardo Alem está descontando una pena bastante alta, una vez que se le aplican los descuentos a los que tendría derecho, saldría aproximadamente el 30 de julio del 2023, digo aproximada porque la fecha está sujeta de lo que decida el Juzgado Penal de la Pena”, explicó Solórzano.

Alem descuenta la sentencia desde el 10 de agosto del 2008, fecha en la que entró a prisión preventiva, pero el 21 de diciembre del 2010 los jueces le dictaron la pena en los Tribunales de Goicoechea.

A Alem lo sentenciaron por enviar cocaína a Europa y a Guatemala desde una supuesta base que operaba en La Uruca, San José, donde las autoridades decomisaron 35 kilos de la droga el 9 de agosto del 2008.

Días antes de la sentencia se decomisaron 135 kilos de cocaína de un furgón en Peñas Blancas, conducido por un guatemalteco de apellido Chocón, quien tenía vínculos con Alem.

La vida de Alem en la cárcel: En 1990: Condenado a 15 años por lavado de dinero, cuando la Policía halló $760.000 en una valija de un socio suyo, pero el fallo fue anulado. En 1995: Agentes antidrogas de Miami lo vincularon con el tráfico de 15 kilos de cocaína y debió cumplir nueve años de prisión por distribuir la droga. En 2001: Alem fue repatriado para cumplir aquí su condena. En el 2005 obtuvo la libertad condicional y, en el 2007, cumplió por completo la pena. En 2008: Es detenido por el Ministerio Público que le atribuyó ser el líder de una red narco dedicada a enviar cocaína a países de Europa, como Alemania. En 2010: Es condenado por el Tribunal de Juicio de Goicoechea a la pena máxima de 20 años por el delito de tráfico internacional de drogas.