Sucesos

Miedo y soledad son señales de que una mujer sufre violencia

Muchas veces las víctimas tratan de ocultar o justificar la situación de violencia, pero eso se debe a que el agresor causó una vulnerabilidad en ellas

Mujer agredida. Foto Shutterstock

El miedo, la soledad y el evitar hablar de sus problemas incluso con sus propios seres queridos, son algunas de las principales señales de que una mujer que está siendo víctima de violencia a manos de un hombre.

Así lo explicó Gabriela Alfaro Zúñiga, fiscal adjunta de Género, durante el programa de radio “Frecuencia MP” del Ministerio Público, el cual trató este tema en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra este jueves 25 de noviembre.

Alfaro dijo que las mujeres víctimas de un ciclo de violencia no suelen comentar con otros las agresiones que sufren, sin embargo, señaló que sus comportamientos cambian mucho, por lo que es importantes que sus seres queridos sepan interpretar dichos cambios.

“La víctima va a presentar cambios hacia su pareja, va a ser más sumisa por estar llena de temor, porque va a estar a la expectativa de que el agresor en cualquier momento se moleste y la vuelva a agredir.

“Son personas más susceptibles al llanto, que evitan conversar con terceras personas, se aíslan de los familiares y de los amigos”, destacó Alfaro.

Tratan de justificar

Otra señal se da cuando terceras personas descubren la situación de violencia, pues la víctima trata a toda costa de ocultar o justificar lo que pasó, incluso se pone a la defensiva y asegura que no necesita ayuda.

“Lo que ocurre es que el ciclo de violencia va generando una condición de vulnerabilidad en la víctima y eso es lo que hace que esta tenga una impotencia no solo para identificarse como víctima, sino para tener el control de las situaciones que están ocurriendo”, añadió la fiscal.

La fiscal destacó que si bien estas señales suelen verse en la mayoría de mujeres víctimas de violencia, no hay que perder de vista a otras mujeres que no demuestran la misma la situación que están viviendo.


—  Hay que tener claro que no todas las víctimas van a presentar el mismo comportamiento y en algunas oportunidades desvalorizamos a una víctima porque no la vemos llorando o triste y hay que comprender que eso va a depender de las estrategias emocionales que tenga cada víctima", dijo Gabriela Alfaro, Fiscal Adjunta de Género.

Violencia de distintos tipos

Mujer agredida. Foto Shutterstock

La fiscal explicó que las mujeres no solo son víctimas de violencia física, pues son muchas las que sufren de violencia sicológica, sexual y patrimonial.

“La violencia sicológica implica muchas conductas que configuran delito, estamos hablando de víctimas que sufren ofensas, amenazas de muerte, intimidación.

“Otro delito muy común es la restricción de la libertad de tránsito, que es cuando el agresor impide que la mujer visite a su familia y seres queridos”.

Alfaro dijo que en el ámbito sexual muchos piensan que la mujer está obligada a mantener relaciones con su pareja, aun en contra de su voluntad, lo que realmente se trata de un delito de violación.

“También están las conductas sexuales abusivas, que es cuando se obliga a la víctima a realizar actos de índole sexual en contra de su voluntad que son humillantes o generen dolor para esta persona”, añadió.

La violencia patrimonial se da cuando el agresor se adueña ilegítimamente o daña los bienes de la mujer, un ejemplo muy claro es cuando le quita su celular para que ella no converse con nadie, eso también es un delito.

La fiscal dijo que actualmente existen muchas instituciones que trabajan de la mano para ayudar a estas mujeres, pero necesitan que ellas o sus seres queridos sean valientes y den el primer paso al denunciar estos hechos, lo que eventualmente podría salvar más de una vida.

“Pueden acudir al Inamu, a las diferentes oficinas de la mujer ubicadas en las municipalidades del país, a las delegaciones de Fuerza Pública, pedir ayuda llamando al 9-1-1 o acudir a las diferentes fiscalías en todo el país”; añadió.