Silvia Coto, Edgar Chinchilla.Hace 5 días
Los pájaros se murieron al mismo tiempo. Foto: E. Chinchilla
Los pájaros se murieron al mismo tiempo. Foto: E. Chinchilla

Los vecinos de Viento Fresco de Aguas Zarcas, San Carlos, están muy tristes desde el domingo pasado que encontraron 30 pájaros de distintas especies muertos, pero la causa es todo un misterio.

Don German Sibaja, fundador del Mesoamerican Rescue Center, un centro de rescate animal con sede en Chilamate de Sarapiquí de Heredia, nos contó este martes, que el domingo él recibió una llamada de los bomberos pidiéndole colaboración por la situación que fue reportada por los vecinos.

Algunos de los pajaritos aparecieron muertos y otros de un pronto a otro estaban volando y cayeron muerticos.

Sibaja nos contó que cuando él llegó la gente de la comunidad estaba muy extrañada por la situación, pues los pajaritos se veían bien físicamente, pero estaba tiesitos y tirados en un radio de entre 50 y 60 metros.

“Es una situación muy inusual, había entre 25 y 30 pájaros muertos, entre estos pecho amarillo, sargento, yiguirros, chayoteros, y viuditas, fue un gran pesar verlos muertos, encontramos algunos que estaban en la calle y otros cayeron dentro de las propiedades, incluso, había una caja plástica y encontramos varios ahí”, dijo el experto.

Los expertos creen que los pajaritos comieron alguna fruta envenenada. Foto: E. Chinchilla
Los expertos creen que los pajaritos comieron alguna fruta envenenada. Foto: E. Chinchilla

Los lugareños aseguraron que solo tres pájaros cayeron medio atontados, pero un rato después lograron como reponerse y alzaron vuelo y no los vieron más, pues los vecinos estaban en todas esperando a ver si caían en algún lado para ir a ayudarlos.

“Por aquí hay muchas aves, fue impresionante ver la cantidad que cayeron, mi esposa y yo hasta tuvimos miedo porque nos pusimos a pensar si era que había algo en el cielo o en el aire que los estaba matando, es que nunca había pasado algo así y sin importar el tamaño solo caían, como que perdían fuerza”, dijo uno de los vecinos quien no se identificó.

Las aves no tenían nada que hiciera presumir a simple vista qué les pasó. Foto: E.Chinchilla
Las aves no tenían nada que hiciera presumir a simple vista qué les pasó. Foto: E.Chinchilla

Don German asegura que los olieron para ver si les llegaba el tufo a algún veneno o sustancia, pero nada.

“Algunos todavía tenían comidita en el buche, la verdad que sí es muy extraño, en los alrededores los vecinos y nosotros buscamos para ver si había algo que les pudo ocasionar la muerte”, comentó el experto.

“Nosotros lo que creemos es que se pueden haber envenenado con algún alimento, por ejemplo, a veces la gente sin pensar pone algún veneno en bananos para acabar con murciélagos o en distintas frutas para acabar con los zorros, no es una práctica correcta porque se terminan haciendo daño a esos y otros animales, pero esta es solo una posibilidad”, explicó.

Sibaja asegura que los vecinos estaban muy interesados en que se investigue qué pasó con los pajaritos.

Don German Sibaja fundador del Mesoamérican Rescue Center, se encargo de atender el caso. Foto: E. Chinchilla
Don German Sibaja fundador del Mesoamérican Rescue Center, se encargo de atender el caso. Foto: E. Chinchilla

“Los revisamos e hicimos un informe, que ya entregué al Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) como corresponde para que ellos investiguen lo ocurrido, realizar pruebas todos estos pájaros sería lo ideal, pero es muy costoso, entonces lo que procede es hacer solamente el informe y pedir a los vecinos de comunidades cercanas que si detectan situaciones similares cerca lo reporten”, dijo.

Sibaja aseguró que el SINAC no se llevó a los pájaros muerticos, por lo que un chiquito de ocho añitos se encargó de enterrar a varios de los emplumaditos porque se sentía muy triste por lo que ocurrió y el dueño de una las propiedades cercanas de donde murieron las aves dio permiso para enterrar al resto junticos en el patio.

En la oficina del Sinac dijeron que le están dando seguimiento al caso.

Sibaja aseguró que en caso de que esta situación se repita las personas deben llamar al 911 para hacer el reporte al SINAC o también lo pueden contactar a él al teléfono 8420-8146.