Adrían Galeano Calvo.28 febrero, 2018
El novio de la modelo contaba con antecedentes por tráfico de drogas. Foto: Cortesía para LT.
El novio de la modelo contaba con antecedentes por tráfico de drogas. Foto: Cortesía para LT.

Un grupo de al menos cinco personas dedicadas a robar cargamentos de droga (conocidos como tumbonazos) serían los responsables del asesinato de la modelo Isamar Villalta Solano; su novio Andrés Pérez Vega y el hermano de Isamar, un muchacho de 17 años.

El OIJ confirmó este miércoles que el móvil del triple homicidio cometido en agosto del 2017 tiene que ver con un cargamento de droga que, en apariencia, estaba en manos de Pérez Vega, quien contaba con antecedentes por tráfico de drogas.

Michael Soto, jefe de Planes y Operaciones del OIJ, explicó que las tres víctimas iban en un BMW cuando fueron interceptadas por un grupo de hombres que se hicieron pasar por policías para retenerlas y llevarlas hasta una zona montañosa en la parte alta de Alajuela.

Según Soto, los mantuvieron vivos con la idea de que Pérez Vega dijera dónde tenía la carga de drogas.

"Parece que hubo golpes y demás hasta que, aparentemente, logran dar con las drogas. Posteriormente a esto las personas ya no resultan importantes, entonces acaban con ellas y las llevan hasta el río Jesús María, en Esparza”, dijo.

Fue en las orillas de ese río donde Isamar, su novio y su hermano aparecieron asesinados.

Los cuerpos de las víctimas fueron encontrados en agosto del 2017 en el río Jesús María en Esparza. Fotos cortesia de Jonathan Lara
Los cuerpos de las víctimas fueron encontrados en agosto del 2017 en el río Jesús María en Esparza. Fotos cortesia de Jonathan Lara

Soto indicó que han logrado determinar que detrás de este crimen estaría un grupo de “tumbadores”, es decir, no se trataría de una organización de narcotráfico como tal.

“Los que tenemos como sospechosos no son necesariamente dedicados al narcotráfico como actividad de fondo, son más bien personas que tumban, es decir que andan robando cargamentos de drogas”, añadió Soto.

“Hemos logrado avanzar de forma importante en la investigación, hemos conseguido unos videos que nos van a ayudar mucho”, Michael Soto.

El jefe judicial dijo que este grupo estaría formado por al menos cinco personas porque hicieron un despliegue bastante importante. Necesitaban que algunos se hicieran pasar por policías, que otros retuvieran y vigilaran a las víctimas y que se encargaran de los homicidios y de deshacerse de los cuerpos.

Además de contar con varios videos e informaciones confidenciales, el OIJ logró identificar uno de los carros de los homicidas. Se trata de un 4x4 oscuro que tiene una canasta en el techo y unos tubos que se usan para almacenar agua.

El joven y su hermana son considerados víctimas inocentes del atroz crimen.Foto Archivo.
El joven y su hermana son considerados víctimas inocentes del atroz crimen.Foto Archivo.
Trágico caso

Este caso se remonta a la noche del 11 de agosto del 2017, cuando el chuzo BMW en el que viajaban las víctimas fue interceptado por los tumbadores, quienes dejaron el carro botado y se llevaron a los tres ocupantes.

Luego de varias horas de búsqueda el cuerpo de Pérez Vega fue encontrado por unos pescadores el domingo 13 de agosto en el río Jesús María en Esparza. Isamar fue hallada al día siguiente en ese mismo lugar.

Los restos del menor de edad fueron hallados el domingo 20 de agosto, estaban 3 kilómetros río abajo de donde fue encontrada su hermana. Todos los cuerpos presentaban varios balazos.