Adrían Galeano Calvo, Alejandra Portuguez Morales.31 julio, 2018
Los oficiales se pusieron a buscar los casquillos que quedaron en la escena. Foto: Reiner Montero.
Los oficiales se pusieron a buscar los casquillos que quedaron en la escena. Foto: Reiner Montero.

Una cámara de seguridad será vita para dar con los responsables de matar a tiros a dos hombres que estaban dentro de un carro parqueado en la ruta 32.

El video forma parte de las evidencias del asesinato de Luis Antonio Ríos Rayo, de 43 años, un nicaragüense con residencia que era taxista pirata, y de William Chévez Tijerino, de 47 años.

Ninguno de los dos tenía antecedentes judiciales y se dice que fueron asesinados a balazos a eso de las 6:30 p. m. mientras estaban conversando dentro del carro, el cual estaba estacionado en La Marina de Guápiles, Limón, al frente del súper y licorera La Marina.

De acuerdo con la versión de un testigo, cuya identidad no se revelará por seguridad, al carro en el que estaban Chévez y Ríos lo vendría persiguiendo dos hombres en una moto antes de que decidieran parquearse.

En cuestión de segundos los agresores sacaron las armas que traían escondidas dentro de su ropa y sin pensarlo dispararon a quemarropa contra los ocupantes del carro. Los balazos entraron por la parte delantera del automotor y luego salieron quemando llantas.

358 homicidios han ocurrido este año, el OIJ afirma que son 16 asesinatos más en comparación con el 2017 ya que a esta fecha se contabilizaban 342. Las principales causas de estos ataques mortales se deben por ajustes de cuentas por drogas o rencillas.
Este era el carro donde estaban conversando los dos tipos minutos antes de ser asesinados. Foto Reyner Montero.
Este era el carro donde estaban conversando los dos tipos minutos antes de ser asesinados. Foto Reyner Montero.

Marcos Alfaro, de la central de comunicaciones de Cruz Roja, indicó que varias ambulancias fueron enviadas para atender a los heridos, pero a su llegada ya no había nada que hacer.

El OIJ afirmó que Ríos recibió al menos siete disparos, mientras que Chévez aún estaba con vida cuando los socorristas llegaron, por lo que tuvieron que llevarlo de emergencia y en condición delicada al hospital de Guápiles, lugar donde falleció a los pocos minutos de ingresar, al parecer, con varios balazos en la cabeza.

Trascendió que los fallecidos eran vecinos de Horquetas de Sarapiquí. Los agentes del OIJ que llegaron a la escena se encargaron de recoger los casquillos que quedaron tirados. Los investigadores analizarán los allegados de ambas víctimas, para determinar si estaban metidos en algún lío o si habían recibido amenazas.

Al lado izquierdo de la fotografía se nota donde quedaron los pistoleros que mataron a Luis Antonio Ríos y de William Chévez. Foto: Suministrada por Reiner Montero
Al lado izquierdo de la fotografía se nota donde quedaron los pistoleros que mataron a Luis Antonio Ríos y de William Chévez. Foto: Suministrada por Reiner Montero