Sucesos

Muchacho asesinado por supuestos celos estaba a un mes de graduarse como sobrecargo de vuelo

El sueño de Diego Castillo Castro, de 22 años, era convertirse en piloto, pero este martes fue asesinado

Diego Castillo Castro, joven asesinado en Atenas. Foto tomada de Facebook.

Diego Castillo Castro soñaba con convertirse en piloto para así surcar los cielos y estaba a punto de dar el primer gran paso para alcanzar esa meta.

En cuestión de un mes iba a graduarse como tripulante de cabina de pasajeros, mejor conocido como sobrecargo de vuelo.

Sin embargo, la tragedia se interpuso en el camino de este joven de 22 años, pues la noche del martes fue asesinado de dos balazos por un supuesto ataque de celos. El sospechoso es un hombre apellidado Rodríguez Díaz, de 39 años.

El ataque ocurrió en una calle solitaria en Santa Eulalia de Atenas, en Alajuela, cuando Diego se encontraba dentro de un carro junto a una mujer de apellido Porras, de 33 años, quien es la expareja de Rodríguez. La Policía Judicial presume que el homicidio se dio por un lío pasional.

Una de las más afectadas por este trágico hecho fue Patricia Cordero, quien era la instructora de Diego en el Instituto de Formación Aeronáutica S.A.

“El año pasado, él inició en el instituto con nosotros y desde entonces fue mi estudiante, lo recuerdo como un muchacho simpático, callado, un poco reservado, pero muy respetuoso, muy buen compañero, era muy querido por todos.

“Él estaba prácticamente a un mes de terminar su carrera como tripulante de cabina. Ha sido un impacto para mí y para todos los compañeros”, comentó Cordero.

“Definitivamente se nos adelantó en el vuelo, pero sabemos que está en un lugar muy especial: el cielo que él sabía que algún día iba a surcar”, Mauricio Calderón, director académico de la carrera de tripulante de cabina de pasajeros

Primer paso

Cordero contó que el sueño de Diego era convertirse en piloto, pero por tratarse de un carrera que es muy costosa, él optó por iniciar como tripulante de cabina, pues su plan era meterse en el mundo de la aviación para luego ir pagándose la carrera de piloto profesional.

“Él estaba muy ilusionado con ser tripulante de cabina, pero su objetivo era llegar a ser piloto, incluso bromeábamos cuando hacíamos prácticas en el avión, en el módulo, y él tenía que ingresar a la cabina de mando, entonces yo le decía: ‘Bueno, imagínese cuando yo vaya de viaje y escuche sobre el capitán Diego Castillo’, entonces gozábamos y nos reíamos con eso, lastima que así terminó el sueño de este chico”, detalló.

La instructora dijo que la última vez que conversó con Diego fue un día antes del asesinato, por medio de un mensaje que él le envió a su celular.

“Justo el día antes de su muerte recibí un mensaje de él por WhatsApp, porque tenía una duda con respecto a unas evaluaciones prácticas que iba a tener este sábado, entonces me puso un mensajito y fue la última vez que compartimos.

Diego Castillo Castro, joven asesinado en Atenas. Foto cortesía Mauricio Calderón.

“El sábado, el resto de los compañeros de él van a realizar esas evaluaciones prácticas, pero todos vamos a estar muy dolidos y afectados por no tenerlo ahí con nosotros”, añadió.

Por su parte, Mauricio Calderón, director académico de la carrera de tripulante de cabina de pasajeros, dijo que recordara a Diego como un muchacho humilde, esforzado y muy responsable.

“Recuerdo que él nos expresó que quería ser piloto y precisamente eso es lo que más nos conmueve, se le ha truncado el futuro a un ser humano muy especial”, dijo Calderón.

Dolor en la familia

Anthony Castro, primo de Diego, contó que todos en su familia están muy afectados por lo que pasó, sobre todo porque Diego era un muchacho que no tenía problemas con nadie.

“Mi primo Diego, mi hermano, él fue un muchacho humilde, siempre con una sonrisa y un carisma increíble, en su pasado el tema del estudio le costó un poco, pero se levantó y logró sacar el bachillerato y ahora estudiaba con el sueño de ser piloto”.

Diego Castillo Castro, joven asesinado en Atenas. Foto cortesía Mauricio Calderón.

La Fiscalía de Atenas informó que se dictaron seis meses de prisión preventiva contra el sospechoso de apellidos Rodríguez Díaz por el homicidio de Diego Castillo.

Castro dijo que se enteró de la muerte de su primo hasta la mañana del miércoles, pero en un inicio no sabía que se trataba de Diego, pues en la comunidad solo se hablaba de que un joven había sido asesinado a balazos.

“En un grupo de mejengas que tenemos enviaron unas fotos de un periódico del cantón, dando aviso de lo que pasó, pero se desconocía de quién se trataba, entonces me puse a investigar en redes sociales y empecé a ver lazos negros (en los perfiles) de familiares, pero no quise sacar ninguna conclusión.

“Luego leí un comentario de una publicación que decía: ‘Diego Castillo, lo recuerdo’, ahí sentí un vacío inmenso y me destrocé al enterarme que había sido él”, recordó.

En cuanto a lo sucedido, Anthony dijo que lo único que se sabe es lo que ya ha salido en varios medios, que Rodríguez habría asesinado a su primo porque este estaba saliendo con su expareja.

Los familiares y seres queridos de Diego le dieron el último adiós la mañana de este jueves, su funeral se llevó a cabo a las 11:30 de la mañana en el cementerio de Atenas.

Adrián Galeano Calvo

Periodista

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.