Alejandra Portuguez Morales.8 agosto

Una mujer de apellidos Ruiz Villegas es sospechosa de ordenar el asesinato de una de sus vecinas, identificada como Antonia Mercado Álvarez, de 48 años.

La mujer, de 28 años, habría contratado a un joven apellidado López Zelaya, de 19, catalogado por las autoridades como una persona muy peligrosa.

Los investigadores del OIJ detuvieron a los sospechosos este jueves a las 4 de la madrugada en Bambú de Corales 2, en Limón, mediante dos allanamientos en sus casas.

Wálter Espinoza, director del OIJ, aseguró que no lograron comprobar cuánto dinero le dio por el presunto crimen.

Un hombre de 19 y una mujer de 28 son los sospechosos de quitarle la vida a Antonia Mercado Álvarez. Foto: OIJ
Un hombre de 19 y una mujer de 28 son los sospechosos de quitarle la vida a Antonia Mercado Álvarez. Foto: OIJ

Las autoridades dijeron que el operativo fue en la madrugada debido a la peligrosidad del sujeto.

En la casa de ambos decomisaron celulares y en la del hombre encontraron un arma de fuego que en apariencia fue la que usaron para matar a Mercado.

López tiene antecedentes por portación ilegal de armas.

Por su parte, Ruiz es nicaragüense y cuenta con residencia en Costa Rica.

Broncas de vecinas

Espinoza explicó que había rencillas personales entre las mujeres y por eso se habría dado el ataque.

“Incluso había denuncias entre ellas fundamentalmente por tema de amenazas, eran problemas de carácter vecinal y doméstico”, dijo el jefe judicial.

El ataque contra la mujer ocurrió a las 8:20 de la mañana del jueves 2 de mayo anterior, cerca del Colegio Técnico Profesional de Limón, ella murió al recibir un balazo en la cabeza.

“Estas dos personas detenidas iban en un vehículo y alcanzaron a la víctima que estaba en la vía pública. El joven bajó del vehículo y con un arma de fuego disparó, luego se retiraron del sitio”, dijo el director del OIJ.

Espinoza señaló que entre los sospechosos no había ninguna relación sentimental, solo de negocios.

Mercado figuraba como testigo en un juicio por el presunto delito de abuso sexual en contra de una hija suya.