Alejandra Portuguez Morales.19 febrero

Ana María Rojas está requetesegura de que vio un ángel, no tiene dudas.

Ana María Rojas, vio el ángel desde la ventana de su casa en la carretera Braulio Carrillo, por el cruce de San Miguel de Santo Domingo. Foto: Ana María Rojas para LT
Ana María Rojas, vio el ángel desde la ventana de su casa en la carretera Braulio Carrillo, por el cruce de San Miguel de Santo Domingo. Foto: Ana María Rojas para LT

La angélica aparición se dio luego de escuchar el estruendo de un accidente de tránsito en la carretera Braulio Carrillo, por el cruce de San Miguel de Santo Domingo, ocurrido el domingo anterior a las 8 de la mañana.

Doña Ana es consciente que para muchas personas puede ser irreal, pero ella está segura de lo que vio, además, la teóloga católica, escritora y conferencista Gabriela Arrieta, cree que sí fue un ser celestial lo que observó Rojas.

“Es muy probable, estos casos han pasado muchas veces, la señora al momento de verlo no estaba pensando en un ángel, pero es muy normal que testigos o víctimas de algún accidente vean un rayo de luz, algún niño o otro ser que nunca estuvo involucrado, son los ángeles, pero los ven por casualidad, porque algunas personas son más sensibles para verlos”, explicó la teóloga católica.

Dentro de este carro iba el angelito que Ana María Rojas vio, el ser celestial cubrió a Giovanna Alvarado Acuña, de 60 años. Foto: Cortesía para LT
Dentro de este carro iba el angelito que Ana María Rojas vio, el ser celestial cubrió a Giovanna Alvarado Acuña, de 60 años. Foto: Cortesía para LT

Manifestó que observar un ángel no tiene que ver con creer, o con fe, porque hay muchas personas que creen y nunca han visto uno.

“Los ángeles son un regalo para cuidarnos el alma, no son para cuidarnos a nosotros propiamente, los ángeles no pueden cambiar las decisiones de Dios”, aseguró Arrieta, es decir si un accidente está para que nos ocurra no lo va a impedir, pero sí va a estar en todo momento con la persona afrontando el difícil momento.

En el caso del domingo, la accidentada fue Giovanna Alvarado. El carro que ella manejaba quedó en pérdida total luego de dar vueltas como un trompo y chocar contra una cuneta, donde se volcó. El motor se quebró, pero ella no sufrió ni un rasguño, de este percance informamos en la edición del martes.

Lo vio desde ventana. Ana María estaba en la segunda planta de su casa cuando se asomó para ver lo que había ocurrido y vio el carro accidentado. Ella en el vehículo observó un chiquito.

“Vi que era un niño de aproximadamente cinco años, de tez blanca, con pelo lacio, castaño y un poquito largo, le dije a mi esposo que había un niño que necesitaba ayuda, él salió corriendo y en eso le dije a mi hija ‘vea lo que es el amor de una mamá, primero sacó al niño por la ventana y luego ella salió por ahí’”, describió.

Ana María camina muy lento debido a una discapacidad en la pierna derecha, cuando logró llegar hasta el carro lo primero que les preguntó a los vecinos y al esposo fue por el niño, pero le dijeron que no había ningún pequeño.

Rachel cada mes va con su mamá, Ana María Rojas, a visitar a los internados del hospital Calderón Guardia. Foto: Ana María Rojas para LT
Rachel cada mes va con su mamá, Ana María Rojas, a visitar a los internados del hospital Calderón Guardia. Foto: Ana María Rojas para LT

“Se me paró el pelo, porque pasó algo que nadie lo vio, solo yo, es muy emotivo, era tan real lo que vi, parecía una persona.

“Me impresionó lo que viví, no tomo ningún medicamento para que dijeran que imagino o veo cosas”, enfatizó.

Ana María también es sobreviviente de un accidente de tránsito, que ocurrió el 14 de noviembre del 2014, también en la carretera Braulio Carrillo, luego de que un tráiler chocara el bus en el que ella viajaba, por eso quedó con la discapacidad en la pierna, por esta razón es que ella siempre trata de ayudar cuando ocurre una emergencia.

“Uno sabe lo que es pasar por un accidente, no sé dibujar, pero quisiera dibujarlo para que no se me olvide la persona que vi”, dijo.

Desde que tuvo el accidente trata de ayudar a los más necesitados llevando cositas de cuidado personal o hasta dibujos para pintar a las muchachas encerradas en la cárcel de San Luis, también hace angelitos para las personas que están internadas en los hospitales, especialmente para las mamás que han perdido a sus bebés.

Ana María Rojas, hace manualidades para llevar a como muestra de amor a los más necesitados. Foto: Ana María Rojas para LT
Ana María Rojas, hace manualidades para llevar a como muestra de amor a los más necesitados. Foto: Ana María Rojas para LT