Adrían Galeano Calvo.24 agosto
Los bomberos encontraron rastros de gasolina en la habitación. Fotografía José Cordero
Los bomberos encontraron rastros de gasolina en la habitación. Fotografía José Cordero

Una mujer de apellido Batista, de 27 años, tendrá que enfrentar a la justicia como sospechosa de haber provocado un incendio para acabar con la vida de sus dos hijos, una chiquita de 10 años y un niño de 7.

Por decisión el Tribunal Penal de San José, la mujer, quien trabajaba como estilista, tendrá que sentarse en la silla caliente a partir del próximo lunes de 30 setiembre acusada de dos delitos de homicidio calificado.

De acuerdo con la oficina de prensa de la Corte, se espera que el debate se extienda hasta el 1 de noviembre, día en el cual se dictaría la sentencia para Batista.

Los hechos se remontan al viernes 26 de octubre del año pasado, dentro de un apartamento en San Franciso de Dos Ríos, donde la mujer vivía junto a sus hijos, Isabella Batista Millian y Dustin Beckford Batista.

Batista permanece cumpliendo prisión preventiva. Foto Archivo.
Batista permanece cumpliendo prisión preventiva. Foto Archivo.

“Aparentemente Batista entró al cuarto donde se encontraban dormidos los menores, roció gasolina en la habitación y luego inició un incendio. Supuestamente la acusada cerró la puerta con el llavín y luego se fue a una parte segura, ignorando los llamados de auxilio de los niños”, indicaron las autoridades judiciales.

El OIJ empezó a investigar a la mujer luego de que esta no derramó ni una sola lágrima por la muerte de sus hijos. Además, a los investigadores les llamó la atención que ella no hubiera sufrido ni una sola herida.

La Policía Judicial detuvo a Batista la mañana del martes 4 de diciembre del año pasado cuando iba hacia su trabajo, desde entonces se encuentra cumpliendo prisión preventiva.