Silvia Coto.16 abril
La mujer será sentada en el banquillo de los acusados el próximo 26 de abril. Foto: Rafael Pacheco
La mujer será sentada en el banquillo de los acusados el próximo 26 de abril. Foto: Rafael Pacheco

Una mujer de apellidos Granados Núñez enfrentará a la justicia después de Semana Santa por el delito de robo agravado. Ella es sospechosa de engañar a un hombre al que, en teoría, le ofreció su amistad para luego robarle junto con otros hombres cómplices suyos.

El juicio se realizará el viernes 26 de abril, a las 8 a. m. en el Tribunal Penal de Turrialba.

El caso ocurrió el 13 de julio del 2017, en una vivienda en Santa Rosa de Turrialba. Aparentemente, Granados conoció al hombre de apellido Salazar, y él, al pensar que era una buena persona, la invitó para que fuera a su casa.

Al parecer, cuando los dos estaban conversando, ella le avisó a unos hombres que estaba sola con el muchacho, por lo que ellos llegaron y la mujer los dejó pasar.

En ese momento, los cómplices amenazaron con pistola al dueño de la casa, le quitaron las tarjetas bancarias que tenía y también el efectivo, después lo llevaron a la fuerza hasta un cajero dónde lo hicieron sacar todo lo que tenía de platica.

De ahí se lo volvieron a llevar a la casa, donde lo golpearon hasta el cansancio y pese a las súplicas de la víctima para que no le pegaran más. No satisfechos con la la vapuleada, uno de los sospechosos le clavó un puñal en el tórax.

La banda se dio a la fuga con el dinero y otras pertenencias de valor que lograron sacar de la casa.

Salazar, a como pudo pidió ayuda y fue trasladado en condición grave al Hospital William Allen. De ahí fue movido al Hospital Calderón Guardia, donde logró recuperarse.

La mujer fue detenida por las autoridades gracias a que el afectado la identificó. Por este caso no hay más personas detenidas.