Por: Adrían Galeano Calvo, Keyna Calderón.  17 mayo
El hombre estaba tirado boca abajo y con toda su ropa puesta. Foto Keyna Calderón.
El hombre estaba tirado boca abajo y con toda su ropa puesta. Foto Keyna Calderón.

Una mujer se llevó el susto de su vida este jueves en la mañana porque se acercó a despertar a un hombre al que creyó borracho, porque lo vio tirado en un cafetal, pero el hombre nada que respondía y fue que en vez de tapis estaba muerto.

El macabro hallazgo fue reportado a los cuerpos de emergencia a eso de las 6:45 a.m. La llamada decía que en Santa Elena Arriba de Corralillo, en Cartago, se encontraba un hombre sin vida y presentaba lo que parecían ser balazos.

“Cuando llegué a la escena encontré a un hombre con una edad entre los 25 y 30 años, presentaba dos impactos de bala en la cabeza”, indicó Carlos Brenes, de la Cruz Roja de Corralillo.

Wálter Espinoza, director del OIJ, explicó que no encontraron ningún documento de identificación que permitiera saber el nombre del muerto.

Espinoza también señaló que no saben todavía si el hombre fue ejecutado en ese lugar o si solo llegaron a tirar el cuerpo.

El hombre vestía un abrigo gris, una camiseta vino, un pantalón de mezclilla azul y unos zapatos cafés tipo burros.

Este es el segundo hallazgo de cuerpos durante este jueves; en Buenos Aires de Palmares se encontró a dos hombres que, al parecer, también fueron ejecutados en el sitio donde estaban.