Sucesos

Mujeres marchan contra guías: “La culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía” (video)

Colectivos aseguran que es urgente que se le dé la atención debida a la situación que se vive en todo el país pero sobre todo en Limón.

Varios grupos feministas marcharon la mañana de este domingo contra la “Guía de Buenas Prácticas de Seguridad en las Operaciones Turísticas” del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) y del Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) que, aunque ya fue sacada de circulación, recomendaba a las turistas cómo vestirse y mejor dormirse temprano para evitar un ataque sexual o un asalto.

La marcha, que empezó en la fuente de la Hispanidad en San Pedro de Montes de Oca, fue convocada por el colectivo HANDMAIDSCR, al gritó de: “La culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía”, acompañado de otros cánticos.

Algunos carteles decían: “Sola o borracha igual quiero llegar a la casa”, “Gobierno que no reacciona igual es complice”, “Quiero vestirme como me da la gana y estar segura, la Policía no nos está cuidando”, “Nos discriminan, nos violan, nos matan y nosotras somos las nazis?, “Cuando una mujer da un paso todas avanzamos”, “No nací mujer para morir solo por serlo”.

Gran cantidad de mujeres y familiares se hicieron presentes con sus carteles para manifestar su enojo ante tales guías.

“Considere la diferencia cultural con respecto a su país de origen, procure vestir un estilo similar al local para evitar llamar la atención”, es uno de los puntos que tenía el documento de 25 páginas en el que se dan varias “medidas básicas de autoprotección en seguridad”.

Estas son algunas otras: “Evite caminar a solas en horario nocturno, prefiera los horarios diurnos. Tenga cuidado con los mensajes que una actitud muy amistosa o de confianza puedan generar. Muchas situaciones de riesgo o de abuso de confianza se generan a través de la percepción errónea de este tipo de interacción”.

“De ingerir bebidas con contenido alcohólico, o alguna sustancia que pueda alterar el uso de sus facultades, debe asegurarse de mantener el control personal y del entorno donde se encuentra”.

Melissa Chinchilla, presidenta del colectivo HANDMAIDCR, aseguró que están cansadas y repudian la guía planteada.

“Repudio total a las practicas de seguridad para las turistas que publicó el ICT, repudio a las instituciones del Estado que no resguardan con propiedad los derechos de las mujeres y de las niñas de esta sociedad y de las turistas que nos visitan, de las mujeres migrantes y de las indigenas estamos aquí porque nuestro país vive una emergencia y una crisis que debe ser tratada como tal, estamos no solo para exigir medidas y protocolos de atención después de una violación sino medidas que promuevan la erradicación de la violencia contra las mujeres en este país, necesitamos ser tratadas como una emergencia”, dijo Chinchilla.

“Estamos hartas de esas medidas que lo que hacen es revictimizar a las mujeres, somos muy claras, no es culpa de la ropa, de como visten las turistas ni las mujeres, es una cultura machista y patriarcal que debe ser eliminada desde la raiz” añadió.

Las manifestantes aseguran que es momento de que las autoridades empiecen a salvaguardar la vida tanto de las costarricenses como de las extranjeras más ante la situación que se vive en Puerto Viejo de Limón tras las violaciones e intento de violaciones de turistas que también han sido asaltadas en los último días.

Solo en enero tres turistas han sido atacadas en Talamanca.

La marcha culminó en el Paseo Colón, sin embargo, en Sámara también otro colectivo realizó una marcha por la playa en que aseguran están hartas de callar y que quieren cambios por parte del gobierno para dejar de ser revictimizadas por quienes deben defenderlas.

“Estamos viviendo una emergencia, mujeres asesinadas, desaparecidas, violadas, abusadas, agredidas, todos los días es lo que se escucha, le gustaría a uno que digan que ya podemos caminar todos y todas más seguros porque vamos a tener más presencia de policía en los lugares que lo ameritan, porque se está trabajando en prevención, pero no es así, lo que hacen es escudarse con una guía tonta, a la que le pusieron tiempo y dinero, que nos dice en dos platos mudese como una monja porque si le pasa algo es su culpa por andar medio chinga, no tome, no ande sola, mejor quedese durmiendo desde temprano y pongale mil candados a las puertas, no se vale y no es justo. La Policía está en Limón y en sus narices ocurren cosas, algo no está bien”, dijo María Mora, manifestante.

Añadió, “Las víctimas pueden ser cualquiera de nosotras, sus hijas, sus hermanas, sus amigas, alguien a quién todos queremos y deseamos que no pase por algo así, ya es mucho tiempo de esperar que hagan algo, estamos cansadas de quedarnos en silencio, ya son demasiadas las madres que están llorando a sus hijas”.

Silvia Coto

Silvia Coto

Periodista de sucesos y judiciales. Bachiller en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo. Labora en Grupo Nación desde el 2010.