Encargados de seguridad de una terminal de buses descubrieron el engaño

Por: Alejandra Portuguez Morales 15 febrero

El ingenio de los traficantes de drogas no tiene límites.

En esta ocasión agarraron un libro e hicieron unos huecos en sus páginas para esconder bolsas con drogas. La mercancía iba para Nicaragua.

Los encargados de seguridad de la terminal de buses de Tica Bus, en San José, avisaron a las autoridades y así evitaron que la mercancía se fuera.

Ellos le contaron a los policías que un hombre llegó a dejar una encomienda con destino a Nicaragua pasado el mediodía de este sábado, en la terminal la recibieron y el tipo se marchó.

Minutos después los encargados de seguridad vieron que el paquete tenía algo extraño, como abultado. Al revisarlo vieron que el libro estaba alterado.

Así destruyeron el libro por dentro para esconder la droga. Foto: Cortesía para LT

Dentro del libro encontraron cuatro bolsas con un total de 30,5 gramos de droga tipo piedras de cristal, conocida mundialmente como la “droga pobre”.

Esta sustancia mantiene a los consumidores despiertos por varias horas.

El paquete decía que debía entregarse a un hombre de apellido Castro e indicaba un número de teléfono. Las autoridades decomisaron el paquete y coordinaron para las posibles detenciones.

El decomiso ocurrió este sábado a las 2:30 de la tarde. De momento no había personas detenidas, pero las autoridades mantenían la investigación abierta.

El libro se veía muy abultado y por eso descubrieron su contenido Foto: Cortesía para LT