La nutricionista fue encontrada en un guindo de 80 metros de profundidad, las condiciones del tiempo no facilitaron el levantamiento del cuerpo

Por: Alejandra Portuguez Morales 2 junio

La neblina espesa pudo haber confundido a la nutricionista Marialis Blanco Vega en el cerro Chirripó, donde la hallaron sin vida este sábado por la mañana.

A esa conclusión llegó Héctor Blanco, del grupo Rescate Urbano y quien junto a compañeros trabajó en la búsqueda de Marialis, a quien tristemente encontraron cerca de las 8 a.m., en un guindo de 80 metros de profundidad del cañón del río Chirripó.

“Las condiciones climatológicas del día que se desapareció (4 de mayo) eran adversas, había mucha neblina y lluvia, el tema en la montaña es que cuando hay neblina no se logra ver ni a un metro de distancia”, explicó Héctor.

“Los senderos están muy bien demarcados, pero cuando hay neblina el mínimo descuido lo pierde (al visitante), los extravíos que se han dado en el Chirripó han sido por condiciones del tiempo. La gente se desorienta con la neblina”, añadió.

La alerta por la desaparición de la nutricionista fue dada a las 2:56 p.m. de ese 4 de mayo.

Marialis Blanco Vega estaba ilusionada por conocer el Chirripó. Foto: Cortesía para LT

La muchacha había llegado ese día al albergue de Crestones con un tío político y un primo. Se suponía que al amanecer del miércoles subirían a la cumbre del Chirripó, pero estando en el albergue Marialis quiso ir a conocer el cerro Ventisqueros, el segundo más alto del país, y que está a uno tres kilómetros de donde se encontraba.

El primo no fue, solo el tío. Marialis caminaba muy rápido y se adelantó, su tío creyó que la iba a ver en la cumbre, pero al llegar no la encontró. En un momento escuchó un grito: “¡estoy perdida!”, y entonces llamó al hijo al albergue para que informara a los guardaparques.

Ese propio martes comenzaron a buscar, los rescatistas mantenían la fe de encontrarla vida ya que la última desaparición ocurrida en el cerro, en el 2013, había tenido un final feliz.

Esta fue una de las últimas fotos que se tomó Marialis Blanco Vega al comenzar a subir el Chirripó. Foto: Cortesía para LT
Rastro los llevó a cuerpo

Héctor Blanco describió el terreno donde quedó el cuerpo de Marialis como muy empinado y donde las temperaturas pueden llegar a menos de cero grados, porque está a una altura de 3400 metros.

Los rescatistas sospechan que la nutricionista intentó regresar al albergue.

“El albergue de Crestones está muy cerca, probablemente ella se confundió e hizo a buscar hacia esa parte”, comentó Blanco.

El hallazgo del cadáver lo hicieron ayer arrieros de la Asociación de Turismo ENA junto con Bomberos y Cruz Roja. Los arrieros fueron los que este viernes dieron con el bastón de Marialis y siguieron un rastro de envolturas de confite y rastros en la tierra hasta dar con ella.

“La labor que hacen los baquianos y los arrieros de la comunidad es impresionante, el trabajo es en conjunto, este sábado se inyectó más personal con el rastreo”, añadió Héctor.

Los arrieros encontraron el bastón de Marialis el viernes en la mañana. Foto: Cruz Roja

Carlos Herrera, coordinador general nacional de la Cruz Roja, también describió el lugar como de difícil acceso.

Las autoridades no se atreven a decir que Marialis resbaló y cayó, aclaran que solo una autopsia podría determinar la causa de muerte.

En el Chirripó permanecieron su tío, su primo y otros familiares que llegaron en busca de Marialis.

Rescate Urbano también buscó a Marialis Blanco Vega en el Chirripó. Foto: Rescate Urbano para LT
Sacarán cuerpo este domingo

Minyar Collado, de la Unidad Especializada en Primera Intervención de la Cruz Roja, explicó que será este domingo cuando sigan con la labor de sacar el cuerpo. Las condiciones del tiempo este sábado no eran las mejores y la vida de los rescatistas podía correr peligro.

“Estamos en una zona con ángulos de casi 80 grados, para que la gente entienda, son precipicios que tienen rocas sueltas y que generan un alto factor de riesgo de caída”, dijo Collado.

Agregó que deben salir de ese sitio para llevar el cuerpo hasta una zona segura a dos horas y media de camino en condiciones normales, pero cargando un cuerpo podrían tardar cinco horas.

Los rescatistas analizan la forma de sacar el cuerpo de la nutricionista. Foto: Bomberos

Los cruzrojistas además están analizando la posibilidad de sacar el cuerpo en helicóptero.

Marialis era de Grecia, Alajuela, y estaba ilusionada con celebrar sus 39 años, el miércoles 5 de mayo, en el punto más elevado del país.

Era amante de los animales y de la naturaleza.