Sucesos

Necropsia de gato reveló que murió de múltiples fracturas y ahogado en sangre

Al felino lo enterraron en un lugar frío y envuelto en una manta que mantuvo las condiciones para los análisis

Escuchar este artículo

Los veterinarios forenses lograron hacerle la necropsia al gato que murió al ser lanzado desde una altura de 27 metros, es decir desde el sexto piso del condominio Abitu en Granadilla de Curridabat.

El resultado de la necropsia determinó que el peludito fue lanzado de una altura mínima de cinco metros, esto porque tenía fracturas en su mandíbula, el coxis, en las costillas y en las cuatro patas. También detalló que el animalito se ahogó en sangre y presentaba múltiples manchas negras que son producto de una caída fuerte.

Cuando el animalito fue examinado, tenía en las uñas rastros de cemento, que podía ser cuando se arrastró por el sótano para luego caer al parque de perros del condominio.

Así trascendió este lunes a las 8:30 de la mañana, en el inicio el juicio contra un estudiante universitario de apellidos Saborío Soto, acusado de matar a un gatito de nombre ‘Machito’.

El detalle del resultado de la necropsia lo dijo la primera testigo del debate, Lindsay Martínez Paniagua, encargada de la investigación judicial de este caso de maltrato animal; sin embargo, en la actualidad se desempeña como fiscal en Puntarenas.

Padece de adicciones

Natalia Rojas, fiscal coordinadora del II Circuito Judicial, señala que Saborío, quien trabaja como administrador en un bufete de abogados, es sospechoso del delito de muerte animal.

El acusado se abstuvo a declarar y solo señaló que padece de adicciones a drogas y licor.

El debate se lleva a cabo en la sala 4 del Tribunal Penal de Goicoechea.

‘Machito’ murió el 19 de noviembre del 2019, pero el caso se dio a conocer el 31 de julio del 2020 cuando se viralizó un video en redes sociales.

El gato primero cayó a unos arbustos, lo que habría apaciguado un poco el golpe y luego se arrastró al sótano y cayó al parque de perros dentro del condominio.

Un vecino de este condominio, de nombre Andrés Echeverría, se percató ese 19 de noviembre del 2019 de un fuerte golpe y vio al animalito tirado, se lo llevó para la casa con la intención de llevarlo a un veterinario, pero antes puso un mensaje en el grupo de vecinos preguntando si sabían quién era el dueño. En ese momento no obtuvo respuesta y minutos después el felino murió.

Al animalito lo enterraron dentro del condominio, en un área boscosa.

Los días transcurrieron y era una incógnita saber qué le había pasado, fue hasta el 31 de julio del 2020 cuando vieron el video en redes sociales y Echeverría junto con empleados del condominio llegaron a la conclusión que se trataba del mismo animal que enterraron casi nueve meses antes.

En ese momento sacaron del grupo de vecinos al ahora acusado y dijeron que no era grato en la comunidad.

Los vecinos de Saborío determinaron que se trataba del gato de él porque en redes sociales salía en fotos junto a su novia y el animal, incluso ella posteaba fotos con ‘Machito’ con la leyenda: ‘I am a cat mom’, es decir: ‘Soy una mamá gatuna’.

Resultados forenses

La investigadora Martínez contó que la noche del viernes 31 de julio del 2020, le llegó a su celular el video en el que lanzaban al gato, en ese momento pidió autorización de sus jefes para investigar por oficio y esta inició el 1º de agosto del 2020.

Ese día Martínez llegó al condominio Abitu en Curridabat donde lanzaron al gato y con la primera que conversó fue con la recepcionista Claudia Soto, quien le dijo que el responsable era uno de los inquilinos y que hacía pocos minutos se había ido.

Detalló que Saborío ya no estaba y en apariencia fue que su novia, de nombre María José Vargas, lo ayudó, ya que los vecinos no aceptaban el actuar del hombre, de quien se quejaban por fiestas, drogas y licor.

“Era un inquilino que incluso minutos antes se había retirado del sitio con una capucha en la cara por las escaleras de emergencia, con su novia María José Vargas, ella había ingresado y lo había ayudado a salir porque los vecinos reprochaban el actuar”, señaló la testigo en el debate.

La primera testigo agregó que los análisis forenses los hicieron el 3 de agosto del 2020; luego que dos veterinarios forenses, un especialista en la escena del crimen, dos agentes de investigación de la Sección de Inspecciones Oculares y Recolección de Indicios (SIORI), ella como encargada de la investigación y otra compañera desenterraran con las manos al animal, lo hicieron así para evitar golpear al cuerpo del gato con una pala.

La necropsia la pudieron hacer debido a que el lugar donde ocurrieron los hechos y donde lo sepultaron es frío, además como el cuerpo estaba envuelto en una manta y dentro de una bolsa, se mantuvo bien para ser analizado, pese a que estaba en descomposición.

Usaron celular para mandar video

El video se viralizó cuando se lo hicieron llegar al administrador del sitio de Facebook ‘Costa Rica La Finca’, por medio de un mensaje el 30 de julio del 2020.

En el mensaje le decía que, en apariencia, el sujeto actuó de esa manera contra el gato por supuestas rencillas con la novia.

La agente judicial señaló que investigaron el número de teléfono del que enviaron el video, pero concluyeron que solo lo usaron para enviar el video, porque no tenía rastreo de llamadas ni un abonado.

La Asociación Catrix, encargada de temas felinos, interpuso una acción civil resarcitaria contra el acusado por ¢25 millones, que sería para ayuda de otros gatitos.

Detienen a joven apellidado Saborío Soto sospechoso de lanza a gato de octavo piso de edificio. Foto OIJ.
LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.