Por: Rocío Sandí.   24 septiembre

Una niña sufrió abusos sexuales durante años, pero finalmente explotó y le contó a uno de sus abuelos lo que le estaba pasando.

El familiar de la chiquita se alarmó y de inmediato intervino para que se interpusiera la denuncia contra el enfermazo que tanto daño le había hecho a la menor.

Las pequeñas vivían en la misma casa del abusador. Foto: Jorge Navarro / Fines ilustrativos.

El Ministerio Público informó este martes, por medio de un correo electrónico, que después de la investigación se llevó a cabo un juicio que terminó el viernes pasado y en el que condenaron al abusador a 36 años de cárcel.

El debate se llevó a cabo en el Tribunal Penal de Hatillo y en la Fiscalía logró demostrar que el imputado, de apellidos Núñez Sánchez, no solo abusó a la menor que rompió el silencio, sino también a su propia hija, a quien violó.

Los delitos fueron cometidos entre los años 2002 y 2014. Los ataques empezaron cuando las menores tenían solo tres y cinco añitos.

Las autoridades judiciales detallaron que las pequeñas vivían en la casa de Núñez, ya que una menorcita era su hija y la otra niña era nieta de su compañera sentimental.

36 años pasará preso el abusador
La niña mayor rompió el silencio y contó lo que vivió por años. Foto: John Durán.

El abusador aprovechaba cuando él estaba solo con las víctimas para tocarles las partes íntimas. El tribunal concluyó que él abusó en cinco ocasiones de la nieta de su pareja y tres veces a su hija, a quien también violó.

En el 2016 fue cuando una de ellas contó lo que había estado viviendo y eso hizo que también la otra chiquita se llenara de valor y revelara que ella también había sido atacada sexualmente por el hombre.

Núñez está descontando seis meses de prisión preventiva mientras la sentencia queda en firma.

Las autoridades hacen un llamado de atención a los encargados de los menores para que hablen con ellos periódicamente y les expliquen que no deben permitir que nadie les toque sus partes íntimas y que en caso de que alguien intente hacerlo deben contárselo a un adulto de confianza.

Datos del Observatorio de Género del Poder Judicial indican que en el 2018 se dictaron 470 sentencias contra abusadores de menores de edad. En el 2017 las sentencias de ese tipo fueron 405. Las autoridades piden a los familiares de niños denunciar de inmediato cuando se enteran de estos delitos.