Silvia Coto.15 junio, 2019
Está es parte de la carta que la niña entregó a los magistrados. Foto: Cortesía.
Está es parte de la carta que la niña entregó a los magistrados. Foto: Cortesía.

Una pequeña, de 8 años víctima de abuso sexual presentó este viernes un recurso de amparo escrito por ella misma ante la Sala Cuarta para que el juicio contra un pastor, sospechoso de haber abusado de ella, inicie pronto.

Aunque todo está listo para que el debate contra el hombre de apellidos Chacón Leandro se realice, la fecha se fijó para el 21, 22 y 23 de setiembre del 2020.

La pequeña les contó a los magistrados que ya no quiere tener que esperar tanto, pues ha sido muy difícil para ella, sobre todo porque el sospechoso es el esposo de su abuela paterna y él hombre no tiene medidas cautelares y, además, vive cerca de su casa.

“Me molesta, se ríe de mí cuando me ve, me da miedo salir a la calle por si él está”, denuncia la pequeña cuya caso ocurrió cuando ella tenía cinco añitos, en el 2015.

“El juicio por este caso estaba programado para febrero de este año, pero por la huelga en el Poder Judicial contra la reforma fiscal un montón de casos se vieron afectados”, comentó la abogada de la niña Angie Arce.

La niña asegura que ya no quiere ni salir a jugar. Foto con fines ilustrativos.
La niña asegura que ya no quiere ni salir a jugar. Foto con fines ilustrativos.

En la carta la pequeñita deja ver a los magistrados su desilusión por tener que esperar un año y cuatro meses más, incluso asegura que puede ir explicarles la situación tan terrible que está viviendo debido a la larguísima espera.

En el expediente del caso decía que el pastor le decía a la víctima que lo que hacía era un mandato de Dios. Además el hombre tiene otra denuncia que fue presentada en abril de este año, por una joven de 14 años.

“A mi hija se le ha ido toda su niñez esperando que la justicia sea pronta y cumplida. Desde la audiencia preliminar esperamos un año y ahora vamos a esperar un año y medio, no es justo que por irse a huelga ahora nosotros tengamos que pagar las consecuencias.

“Él todos los días pasa por la casa, no tengo paz en cualquier momento en la calle me lo topó, yo no puedo ni salir al patio a tender ropa, porque en cualquier momento él pasa. Mi hija no quiere ni salir a jugar, ni al corredor, porque él en cualquier momento pasa, yo siento que no es justo”, dijo la mamá de la pequeña.

La niña espera que los magistrados le den tramite a su recurso pues en la misma carta asegura que sus padres no tienen recursos para irse de su casa en Pacayas de Cartago ni para estar pagando sicólogos.