Adrían Galeano Calvo.1 octubre

El video que un niño grabó con su celular se convirtió en la prueba clave para que un profesor de Inglés fuera condenado por abusar de una chiquita que era su estudiante.

El enfermazo es un hombre de apellidos Chinchilla Porras y 38 años, quien recibió una sentencia de 5 años de prisión por el delito de abuso sexual.

La condena fue dictada por los jueces del Tribunal Penal de Cañas el pasado martes 24 de setiembre, sin embargo, el Ministerio Público dio a conocer la sentencia hasta la mañana de este martes 1 de octubre.

De acuerdo con la Fiscalía de Cañas, los hechos ocurrieron en mayo del 2015, cuando Chinchilla trabajaba dando clases de Inglés en una escuela de Guanacaste.

3 años tuvieron que pasar para que el enfermazo fuera condenado.
Tres años después de los hechos se dio la condena del profesor de inglés. Foto con fines ilustrativos.
Tres años después de los hechos se dio la condena del profesor de inglés. Foto con fines ilustrativos.

Según la acusación, los hechos ocurrieron después de que la chiquita, que tenía 11 años, hizo un examen de inglés y el profesor se acercó a ella y la tocó de forma inadecuada.

Entre las pruebas que el Ministerio Público presentó durante el juicio se encuentra el video grabado por otro menor el día de los hechos y en el cual se alcanza a ver lo que hizo Chinchilla. El chiquito estaba jugando. no fue que grabó al propio.

El Ministerio Público destacó que lograron obtener la condena pese a que el personal del centro educativo no le dio importancia al caso, pues ni siquiera le prestaron la atención debida a la versión que fue dada por la chiquita.

“Cuando trascendió el caso, la Dirección del centro educativo no elevó el caso al Patronato Nacional de la Infancia ni al Ministerio Público”, añadió la Fiscalía.