Sucesos

Niño que sobrevivió a ataque de perro tendrá cirugía para poder comer

Al pequeño Reynaldo Jaddyr Quirós Rivera le encanta pintar y jugar con legos. Su historia es un milagro

Reynaldo Jaddyr Quirós Rivera, de 3 añitos, será sometido a una nueva cirugía hoy, procedimiento con el que los doctores intentarán que pueda volver a alimentarse solito para que no necesite más el PEG (tubito que hace que la comidita le caiga directo en el estómago) que usa desde hace mucho tiempo.

Este valiente ha ido venciendo los pronósticos de los médicos, después de que el perro de su casa lo atacó el 12 de noviembre del 2020 en Valle La Aurora, en Limón.

Los cuidados y el amor de su mamita, doña Silvia Tatiana Rivera Gamboa, le han permitido estar mejor, ella agradece las oraciones por su hijo para que la cirugía sea un éxito.

Asegura que tienen mucha fe de que esta operación va a salir muy bien, aunque confiesa que se sienten ansiosos.

“Me lo operan nuevamente de la garganta porque no come nada por la boca, sigue comiendo por PEG. Esperamos en Dios que todo salga bien con esa operación ya que después piensan hacerle una broncoscopia (una sonda con una cámara que se mete por las fosas de la nariz para explorar las vías respiratorias), para ver si ya le pueden quitar la traqueotomía (abertura en la tráquea para las personas que no pueden respirar por sí solas)”, detalló doña Silvia.

Por agarrar a un gallo

Rocky, el perro de la casa, siempre agarraba cuanta gallina se le acercaba. El día del ataque, Reynaldo le estaba dando de comer a las gallinas cuando el perro se soltó y trató de agarrar a uno de los gallos, pero no pudo, este se espantó y se paró sobre el pequeño, por lo que el perro se le tiró y prensó al niño, el animal lo mordió muchas veces. Su mamá estaba bañando a su bebita, Cristal Teresa, que tenía 11 meses, y corrió para que el animal lo soltara.

Las mordeduras en el pecho y la garganta fueron muy graves. Del Hospital Tony Facio de Limón lo pasaron al hospital de Niños, donde luchó como un guerrero durante 22 días en cuidados intensivos, lo intubaron y lo operaron de la garganta y el cráneo. En algún momento, los médicos le dijeron a doña Silvia que tenía que estar lista para lo peor y que si su príncipe sobrevivía sufriría muchas secuelas.

El pequeñito tuvo daño cerebral, una parálisis, no podía mover la parte derecha del cuerpo, no caminaba ni podía hablar.

En noviembre le hicieron una reconstrucción del cráneo.

“Gracias a Dios ha avanzado bien, la secuela que tenía por la parálisis, poco a poco con terapia se ha ido regulando y ya camina”, dijo la mamá.

A Reynaldo le encanta pintar y jugar con legos que ayudan a que su manita mejore, el niño es alegre y juguetón. Doña Silvia dice que su pequeñito es valiente y siempre va tranquilito a las citas y ni pregunta nada.

Ante esta nueva cirugía, Reynaldo tendría que estar con su familia mínimo dos semanas en el Hospital Nacional de Niños. A ellos les preocupan mucho los gastos que se les vienen encima porque no tienen cómo hacerles frente.

“Nos quedamos en el albergue, pero no sabemos cuánto tiempo, nos ayudan con la comida de nosotros, pero con la del bebé no porque es especial, a él hay que darle pechuga de pollo, carne molida, frutas, verduras, galletas María, aceite y azúcar y pañales, son cosas que hay que comprar”, dijo la mamá, quien nunca deja de confiar en Dios y la gente de buen corazón.

Si desea ayudar a esta familia puede contactar a doña Silvia al 8478-9857, en ese número tiene SINPE Móvil.

Silvia Coto

Silvia Coto

Periodista de sucesos y judiciales. Bachiller en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo. Labora en Grupo Nación desde el 2010.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.