Silvia Coto.5 febrero, 2020
Rosemary Cordero mamá de Karolay Solano llegó hasta donde los agentes estuvieron buscando este miércoles. Foto Jeffrey Zamora
Rosemary Cordero mamá de Karolay Solano llegó hasta donde los agentes estuvieron buscando este miércoles. Foto Jeffrey Zamora

Doña Rosmery Cordero se dio cuenta este miércoles por la mañana, mientras revisaba el Facebook, que el OIJ buscaba el cuerpo de su hija Karolay Serrano Cordero, de 25 años, en una finca de Barva de Heredia.

La desesperación la hizo llorar.

“Yo no sabía nada, hace dos meses recibí unos mensajes extraños en el celular y fui al OIJ para avisar y no me dijeron nada más. Incluso he mandado correos para preguntar qué ha pasado y ni siquiera me contestan", contó la señora a La Teja.

La señora y algunos familiares fueron hasta la finca para ver si les daban alguna noticia sobre los resultados del rastreo, pero no les dijeron nada.

Randall González, subjefe del OIJ de Heredia, informó este miércoles en la tarde que no habían hallado nada en la propiedad. Los agentes suspendieron la búsqueda, pero la seguirán.

"Pido a Dios que mi hija no esté ahí, que ella esté viva, tengo demasiado dolor en mi alma por tantos meses de angustia. La necesito conmigo y mi nieta necesita más que ella no esté ahí”, dijo doña Rosmery.

Karolay Serrano Cordero, de 25 años, quien está desaparecida.
Karolay Serrano Cordero, de 25 años, quien está desaparecida.

Agentes del OIJ llegaron desde muy temprano este miércoles a la propiedad privada en Los Ángeles de Porrosatí, en San José de La Montaña.

Fueron después de recibir información confidencial según la cual en ese lugar (o en las faldas del volcán Barva) podría estar el cuerpo de la muchacha e hicieron un rastreo en una zona montañosa.

“Investigadores del OIJ de Heredia se encuentran realizando un rastreo en una zona montañosa en la provincia de Heredia, ya que recibieron informaciones confidenciales que indicaban que al parecer la mujer podría haber fallecido y su cuerpo estaría en esa zona”, informó el OIJ.

La finca es muy grande, por eso el OIJ utilizó un dron y al perro Argos, entrenado en la búsqueda de cuerpos.

Karolay Serrano Cordero está desaparecida desde el 12 de agosto del año pasado.

Aquel día bajó de un bus en el Palí de Los Lagos, en Heredia, después de trabajar todo el día en la empresa Bimbo, en La Valencia. Debía caminar 400 metros para llegar a la casa que alquilaba y que queda en La Milpa.

Un tío la vio y la acompañó hasta la esquina de una alameda y, aseguró tiempo después (cuando ya la muchacha había desaparecido), que ella entró a la vivienda.

Cuando se supo de la desaparición y se le buscaba, un vecino le dijo a la familia de Karolay que el martes 13 de agosto en la mañana un hombre llegó a la casa de ella y aseguró haberlos oído conversando.

(Video) OIJ hace rastreo con perros policías en Heredia para ubicar a joven desaparecida

Su mamá, doña Rosmery, encontró todas las pertenencias de Karolay intactas. Todo estaba en su lugar: la ropa, la plancha de pelo estaba incluso conectada, el televisor encendido y el portón de la casa estaba abierto y sin seguro.

Desde entonces la angustia no ha hecho más que crecer.

Para la familia, la desaparición de Karolay es extraña y cuentan que ella pasaba pendiente de su hijita de 2 años y a quien cuidaba doña Rosmery cuando Karolay trabajaba.

Los agentes necesitan información sobre este carro y sus ocupantes, son sospechosos de la desaparición. Foto: OIJ
Los agentes necesitan información sobre este carro y sus ocupantes, son sospechosos de la desaparición. Foto: OIJ

Este miércoles el OIJ de Heredia facilitó un video para pedir ayuda a la población y tratar de dar con un carro blanco en el que, se sospecha, Karolay subió el lunes 12 de agosto a las 10:15 de la noche en La Milpa, en Guararí de Heredia.

Se trata de un Honda CRV, modelo entre 2002 y 2006 que llegó hasta ese barrio, se estacionó y luego continuó, dio un giro y se estacionó de nuevo para, al parecer, esperar a Karolay.

A ella se le ve salir de la alameda y se dirige hacia el vehículo, después su rastro se pierde por completo.

El OIJ pide a quien sepa algo del carro (o del caso) que llame a la línea confidencial 800-8000645.

Agentes del OIJ allanaron en noviembre del 2019 un bar en San José porque se pensaba que Karolay estaba allí retenida, pero no encontraron ninguna pista.

Doña Rosmery no ha dejado de buscarla un solo día. Quiere saber qué pasó y ruega a Dios que su hija aparezca sana y salva.

La propiedad donde buscan los agentes es muy amplia. Foto Jeffrey Zamora
La propiedad donde buscan los agentes es muy amplia. Foto Jeffrey Zamora

Doña Rosmery ha salido a buscar a muchos lugares, ha pegado fotos de su muchacha en buses, postes y mercados, pero nada.

Cuenta que no hay día en que su nietita no pregunte dónde está su mamá y que eso le desgarra el alma.

Esta valiente abuelita dejó su trabajo para quedarse en casa cuidando a su nieta y para tener tiempo de movilizarse cuando le han dado alguna información de su hija.

Durante los últimos meses (incluso desde el año pasado) se ha dedicado a hacer piñas de tamales y a venderlas para conseguir ingresos. No se le arruga al trabajo y va, en bus o en carro, a donde le hacen encargos y las entrega.

Los agentes recibieron informaciones confidenciales y por eso hicieron el rastreo. Foto: OIJ
Los agentes recibieron informaciones confidenciales y por eso hicieron el rastreo. Foto: OIJ

Karolay tiene en el antebrazo derecho un tatuaje del piecito de su hija y del lado izquierdo del pecho otro de unos pajaritos con la fecha de nacimiento de la niña.