Silvia Coto.6 abril
Si los ve llame al 800-8000645 del OIJ. Los profugos son de apellidos González Corella (izquierda), a la derecha el oficial del OIJ Concepción Quiel, abajo a la izquierda Méndez Mora y la derecha Estribí Ángulo. Fotos: OIJ
Si los ve llame al 800-8000645 del OIJ. Los profugos son de apellidos González Corella (izquierda), a la derecha el oficial del OIJ Concepción Quiel, abajo a la izquierda Méndez Mora y la derecha Estribí Ángulo. Fotos: OIJ

El OIJ quiere dar cuanto antes con cuatro miembros de una banda a la que desarmó del todo este martes 6 de abril por medio de la Sección Contra el Crimen Organizado.

El grupo se dedicaba al tráfico de drogas y al lavado de plata. Los prófugos son de apellidos: González Corella, el oficial del OIJ Concepción Quiel, Méndez Mora y Estribí Ángulo.

Según informó la oficina de prensa del OIJ, han hecho 25 allanamientos en los que han detenido a 10 personas. Esos golpes fueron en Corredores, San Vito, Ciudad Neily y Laurel, en la zona sur; además en Heredia, Pérez Zeledón, en Sabana y en Grecia.

El líder vivía en una lujosa vivivienda. Foto: OIJ
El líder vivía en una lujosa vivivienda. Foto: OIJ

El director del OIJ, Walter Espinoza, explicó que la banda se dedicaba a tráficar cocaína en el país y hacia el extranjero.

“En el 2018 recibimos información en la que nos decían que en la delegación del OIJ de Ciudad Neily había agentes metidos en asuntos de narcotráfico y desde ese momento empezó la investigación”, dijo Espinoza.

Los sospechosos de ayudar a la banda son dos agentes del OIJ, uno de apellidos Campos Esquivel y con 25 años en servicio, fue arrestado cuando llegó a trabajar; otro de apellidos Concepción Quiel, con 15 años en la institución, se encuentra en fuga.

Al líder de la banda --de apellidos González Hernández-- lo agarraron en Heredia y, según dijo Espinoza, ya era conocido en asuntos del tráfico de drogas y era el “gerente” del grupo delictivo.

Un agente del OIJ fue detenido por sus compañeros como sospechoso de ayudar a la banda. Foto: OIJ
Un agente del OIJ fue detenido por sus compañeros como sospechoso de ayudar a la banda. Foto: OIJ

El “centro de mando” de la banda estaba en Puerto Jiménez, en la zona sur.

Miembros de la agrupación hacían incursiones a playa Zancudo, en Golfito, donde recogían la droga y la llevaban escondida en vagonetas modificadas hasta el Pacífico Central, desde donde se encargaban de distribuirla al resto del país y al extranjero.

El 28 de octubre de 2020 una de esas vagonetas fue detenida y se logró el decomiso de mil paquetes de aproximadamente un kilogramo de clorhidrato de cocaína.

En esa operación cayeron cinco personas de apellidos Gómez, Ramírez, Jiménez, Santos y González Quirós; de estas Ramírez se encuentra actualmente en prisión preventiva y los otros usan tobillera electrónica. Al parecer, la organización realizaba movimientos de droga cada dos meses.

Los detenidos este martes son Campos Jiménez, en Corredores; González Hernández, el líder, detenido en San Joaquín de Flores; Jiménez Araya, pareja del líder y detenida en San Joaquín de Flores; M.Jiménez Araya, H. Jiménez Araya y J.Jiménez Araya, detenidos los tres en Corredores; Quirós Salazar, arrestado en Golfito; Gómez Arroyo, Santos Madrigal, y Chavarría Hernández, detenidos los tres en Corredores

Los agentes bucearon en el lago de la vivienda del lider que es un empresario de palma aceitera. Fotos de OIJ.
Los agentes bucearon en el lago de la vivienda del lider que es un empresario de palma aceitera. Fotos de OIJ.

Espinoza explicó que el grupo tenía muchos años de operar y sus miembros acumularon riquezas; por ejemplo, se estima que tenían 50 vehículos entre los que había buques, motos, plataformas y 13 propiedades de mucho valor, una de estas es de 25 héctareas con lagos, bodegas y construcciones muy caras. Además había ganado.

La Unidad de Buceo Forense del OIJ se metió en uno de los lagos para revisar que no hubiera nada extraño.

Los bienes adquiridos por los sospechosos superan los ¢1500 millones.

“Para legitimar su dinero, al parecer proveniente de las actividades criminales, se dedicaban a la compra de bienes muebles e inmuebles, utilizando la figura de empresarios de la zona Sur dedicados a la siembra de palma de aceite, embotelladoras de agua, quebradores de materiales para construcción, ganadería y fincas dedicadas al agro, propiamente, cosecha de aguacates y arroz”, dijo el OIJ.

Las autoridades judiciales solicitaron el bloqueo de algunas sociedades anónimas que fueron inscritas para colaborar con la agrupación.

En la vivienda encontraron varios animalitos disecados. Foto: OIJ
En la vivienda encontraron varios animalitos disecados. Foto: OIJ

Don Walter aseguró que es muy doloroso para ellos que funcionarios públicos estén involucrados en actividades criminales.

“Es de suma importancia identificar cualquier foco de corrupción posible que se haya filtrado en la institución, pues este tipo de situaciones atentan contra nuestros principios y valores, por lo cual deben ser erradicadas con celeridad”, dijo Espinoza.

El jefe policial dijo que la banda ha sido investigada a nivel internacional.

Si usted sabe algo de los prófugos puede llamar a la línea confidencial 800 8000 645, al WhatsApp 88000645 o al correo cicooij@poder-judicial.go.cr del Centro de Información Confidencial del OIJ.