Adrían Galeano Calvo.26 febrero

Ante un mensaje que circula en redes sociales y que tiene a más de un papá con los pelos de punta, el OIJ salió a desmentir la supuesta presencia en el país de una banda dedicada a robar niños para extraerles sus órganos.

La Policía Judicial explicó que la alerta sobre esta “mafia”, que también ha sido difundida por mensajes de texto, es falsa; asegura que no cuenta ni con una sola denuncia sobre un caso de este tipo.

“El OIJ le solicita a la ciudadanía no hacer caso a esa información y no compartirla pues se está creando una histeria colectiva ante una situación que no es real”, indicó la oficina de prensa del OIJ.

Según las autoridades, el mensaje empezó a circular hace pocos días y en este se alerta a los padres sobre la llegada de una mafia que roba chiquitos entre los 2 y los 14 años.

Ese mensaje mentiroso dice: “Por favor, estemos todos alerta con el cuidado y seguridad de los niños y jóvenes de ambos sexos, ya está confirmada la entrada de una poderosa mafia al país, que se dedica al tráfico de órganos”.

El OIJ le pide a la ciudadanía no compartir el mensaje. Fotografía: JOHN DURAN
El OIJ le pide a la ciudadanía no compartir el mensaje. Fotografía: JOHN DURAN

Y sigue...

“Los informes de estos últimos días han sido sobre niños desaparecidos y que ya en algunos casos fueron encontrados sin vida y con características de extracción de órganos, ya que se encontraban abiertos en la parte del abdomen”.

La Policía Judicial le pide a la ciudadanía no creer todo lo que circula en las redes sociales y solo confiar en la información oficial, la compartida por las instituciones.

Revisar antes de compartir

Kenneth Monge Quirós, master en ciber seguridad y arquitecto de solcuiones de ciber seguridad en knogin, explicó que esta clase de mensajes han aumentado debido a que cada vez son más las personas que poseen una red social.

“Hoy en día hay muchas plataformas como Whatsapp que nos dan la facilidad de transmitir noticias de manera que se vuelvan viral, mucha gente ha reemplazado los medios de comunicación oficiales por los mensajes de uno a uno, y el problema es que no verifican la información y eso genera pánico colectivo”, detalló.

Monge dijo que parte del problema es que las personas se quedan con lo que leen en el mensaje y no buscan más información en fuentes oficiales.

“Con la facilidad que nos dan ahora los medios digitales se pueden consultar si algo es verdad, porque cada institución seria cuenta con un perfil oficial en las distintas plataformas”. añadió.