Rocío Sandí.12 diciembre, 2019

El alcalde de Limón, Néstor Mattis Williams, de 57 años, fue detenido este jueves en la mañana frente a su casa, en la comunidad Siglo XXI, como sospechoso de cometer chanchullos con plata de la muni.

La captura estuvo a cargo de agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Ellos también arrestaron a un sujeto de apellidos Babb Reid, quien es el jefe de Ingeniería de la municipalidad caribeña, él cayó en manos de las autoridades en barrio Roosevelt, igualmente frente a su vivienda.

A Mattis lo están investigado desde el 2018. Foto: Alonso Tenorio.
A Mattis lo están investigado desde el 2018. Foto: Alonso Tenorio.

La Policía Judicial informó que las capturas se deben a que ellos figuran como sospechosos del delito de malversación de fondos públicos y otros.

“Al parecer el alcalde, aprovechándose de su cargo, habría ordenado una diversidad de actos que involucran el manejo de los fondos públicos que administra la municipalidad a favor de empresas constructoras. Estas al parecer no terminaron las obras por las que fueron contratadas, lesionando el deber de probidad que reviste el ejercicio de la función pública”, informó el departamento de prensa del OIJ.

Por su parte, la Fiscalía informó, por medio de un comunicado, que las capturas fueron ordenadas después de que el OIJ remitiera un informe al Ministerio Público con los resultados de la prueba recabada durante unos allanamientos realizados en distintos departamentos de la muni de Limón en setiembre del 2018 y julio de este año.

Las causas abiertas contra Mattis y Babb se deben a la construcción de unas aceras en el centro de Limón y la remodelación de una parte nueva del mercado municipal, las cuales fueron pagadas aunque quedaron inconclusas.

Los agentes judiciales arrestaron al alcalde frente a su casa, en Siglo XXI de Limón. Foto: Rodolfo Martín / Archivo.
Los agentes judiciales arrestaron al alcalde frente a su casa, en Siglo XXI de Limón. Foto: Rodolfo Martín / Archivo.

Por este mismo tema, la Policía Judicial ya había allanado la Municipalidad de Limón y las casas del alcalde y el ingeniero en busca de documentos.

Los agentes llevaron a los dos hombres a la Fiscalía para indagarlos, luego pedirán medidas cautelares contra ellos.

Las autoridades judiciales ya habían detallado en diligencias previas que en el contrato de las obras del mercado se especificaba la remodelación total y el levantamiento de una nueva parte, pero por dentro del edificio no hay divisiones y no se efectuó la reconstrucción acordada; sin embargo, sí se pagó el trabajo completo al contratista (aproximadamente ¢2.600 millones) y hasta se canceló la garantía. El otro asunto tiene que ver con una licitación pública que adjudicó el municipio para construir las aceras del centro de Limón. Cuando las obras tenían apenas un avance del 25% ya se había dado el pago total a la empresa encargada y hasta se canceló la garantía, como si la construcción hubiera finalizado de manera satisfactoria.