Alejandra Portuguez Morales.9 agosto

Las autoridades judiciales de Heredia le salvaron la vida a dos personas que, en apariencia, estaban secuestradas en una casa en San Francisco de Heredia.

Wálter Espinoza, director del OIJ, afirmó que a las 10 de la mañana de este viernes los agentes de Heredia recibieron información de la supuesta privación de libertad dentro de una casa, por lo que, al encontrarla y ver acciones sospechosas, entraron.

Las autoridades mantienen custodiada la casa en San Francisco de Heredia en donde al parecer pretendían matar a dos personas. Foto: Alejandra Portuguez
Las autoridades mantienen custodiada la casa en San Francisco de Heredia en donde al parecer pretendían matar a dos personas. Foto: Alejandra Portuguez

“Al final del ingresó se logró la ubicación de siete personas dentro de la vivienda, entre ellos, dos de los secuestrados.

“Aparentemente estaban privadas de libertad e iban a ser asesinadas en pocos minutos”, dijo Wálter Espinoza, director del OIJ.

Los investigadores encontraron un arma de fuego y detuvieron a cinco personas como sospechosas del delito.

No trascendió el motivo del secuestro, las identidades de las víctimas ni de los detenidos, estos últimos fueron esposados en la vía pública.

Al cierre de edición las autoridades no dieron otros detalles debido a que se encontraban en la casa realizando otras diligencias como parte de la investigación.

En las capturas también participó la Policía Municipal de la provincia.

Los sospechosos fueron subidos a una perrera policial y pasados a celdas judiciales mientras continúan con las investigaciones.

Parecido

Otro caso similar ocurrió la noche del martes 16 julio anterior, cuando las autoridades detuvieron a una mujer de apellido Pazos en La Trinidad de Moravia, San José, sospechosa de mantener en cautiverio a una amiga.

El artículo 215 del Código Penal establece que una persona será castigada de 10 a 15 años a quien secuestre a una persona para obtener rescate con fines de lucro, políticos, político sociales, religiosos o raciales.

Si el sujeto pasivo es liberado voluntariamente dentro de los tres días posteriores a la comisión del hecho, sin que le ocurra daño alguno y sin que los secuestradores hayan obtenido su propósito, la pena será de seis a 10 años de prisión.