Sucesos

OPINIÓN: Diputados juegan de casita sobre la penetración del narco

Un tema tan serio y lamentable en las peores manos...

Pequeñas muestras que vienen en la edición impresa de La Teja de este miércoles.

1. Nueve policías detenidos como sospechosos de integrar una banda que metía licor y pólvora desde Panamá. También los relacionan con el decomiso de 885 paquetes de cocaína, según el OIJ de Corredores.

2. La PCD desmantela una banda que traía cocaína y marihuana de Colombia. Le seguían la pista hace dos años, período en el que le quitaron ocho toneladas de droga, dijo Michal Soto, ministro de Seguridad.

3. Tres ticos y dos colombianos cayeron este martes como sospechosos de transportar una tonelada de cocaína. El cargamento iba en dos camiones

Con ese panorama, y como abre bocas de la reunión del martes de la comisión investigadora de la penetración del narcotráfico en la zona sur, el diputado Erick Rodríguez y Luis Ramón Carranza, del PAC, se fueron en cochinadas.

“Sobre proponerlo a usted como presidente, los diputados también cometemos errores.

“Yo cometí un error porque usted no es la persona indicada ni tiene la capacidad ni las ganas de trabajar en la comisión. Tal vez la voluntad..., no tiene voluntad; en esta comisión usted no ha aportado nada más que gritos”, le soltó Carranza a Rodríguez, luego de que este tildó al PAC de “partido corrupto y degenerado”.

Otto Roberto Vargas manifestó que ese foro ha perdido el rumbo y considera abandonarlo.

El enfrentamiento fue porque Carranza estaba chiva ya que la comisión acordó frenar los interrogatorios de dos sospechosos de tráfico de drogas y lavado de dinero, así como de cuatro alcaldes. Y él estaba detrás del palo.

Ya no tendrán que responder Alejandro Cartín Ramírez y Robert Soto Rivera, sospechosos de integrar una supuesta banda que entabló contactos con políticos en busca de ayuda para sus negocios, en especial con el legislador del PUSC Óscar Cascante.

Registra más de 30 visitas al Congreso.

La Fiscalía General le abrió a Cascante una causa por presunto tráfico de influencias porque, en escuchas telefónicas del grupo que al parecer enviaba cocaína a Europa, se obtuvo información sobre la “presunta participación del señor Cascante en un delito”.

Un tema tan serio en las peores manos...