Sucesos

OPINIÓN: ¡Está temblandoooo! y todos como bistec de a teja, solo nervio

Entre el 2020 y lo que llevamos de este año el país ha registrado casi 13 mil sismos, pero no nos acostumbramos...

Escuchar este artículo
Daños causados por sismo en el comercio Super Negro, en la entrada a Puerto Viejo de Limón. Foto cortesía.

¡Está temblandooooo!, un salto de dos metros de la cama o del sillón, carrerón a buscar las llaves.

Unos lo sintieron corto pero como un riendazo, otros escucharon un estruendo y después el socollón, otros se marearon... fue como muy largo. Duró una eternidad.

A poner el tele a ver que dicen, los periodistas aparecen más pálidos que un bronceado con queso crema y solo dicen incoherencias. Le piden a la gente que empiece a llamar de cómo lo sintieron para sostener la transmisión y todo el mundo es experto.

Y sigue la recomendación de siempre, a mantener la calma aunque las canillas rechinan.

Al microsegundo de haber ocurrido el evento principal, como diría Marino Protti el trapito de dominguear del Ovsicori, queremos saber magnitud, ubicación, profundidad y todos a usar el sismógrafo, que como chip tenemos en la jupa, y se inicia la bateadera de cuántos grados fue.

Estas escenas pasaron el sábado anterior, con el sismo de 6.4 en la zona sur; la escena se repitió este martes a las 5:57 p. m., con el meneón que brotó en Higuito de Desampa y volvió a ocurrir este miércoles a las 3:15, con el semillazo de 7 grados.

Con tres sismos en menos de una semana el que brincó a buscar las llaves aun no las ha encontrado, ni las puso en un lugar adecuado para tenerlas a mano. Las reacciones de susto o terror se repitieron por igual las tres veces como ocurre desde que tenemos memoria.

Toditicos sabemos que vivimos en un país de alta sismicidad, del año pasado a la fecha llevamos casi 13 mil sismos. Sabemos que hay que tener planes de emergencia, pero siempre que tiembla reacionamos igual.

Solo espero que en escuelas y colegios al menos los educadores sí sepan como actuar por la seguridad de nuestros hijos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.