Sucesos

Niño que murió junto a su papá en choque amaba el fútbol y tocar en banda musical

En la motocicleta también viajaba una niña de 6 años, que resultó herida y que, en apariencia, también sería hija del ahora fallecido

José Campos Viales y su hijo Jeremy Campos, fallecieron luego de que la moto en la que viajaban fue chocada por detrás por un carro en Cartagena de Santa Cruz, Guanacaste. Foto

A su corta edad de 13 años, Jeremy Campos Rodríguez tenía dos grandes pasiones, una era el fútbol y la otra la música, especialmente aquellas melodías que son tocadas por las bandas de marcha en los desfiles.

Lamentablemente el pequeño perdió la vida de forma trágica cuando la motocicleta en la que viajaba junto a su papá y a su hermanita de 6 años fue embestida por detrás por un carro que, al parecer, viajaba a exceso de velocidad.

En ese aparatoso hecho también falleció su padre, José Misael Campos Viales, de 32 años. La única sobreviviente fue la chiquita, quien permanece internada en condición delicada.

El fatal accidente ocurrió minutos después de las 6 de la tarde de este sábado 16 de octubre en Cartagena de Santa Cruz, en Guanacaste, específicamente en el cruce de Lorena, comunidad en la que vivía la familia.

“Los hechos se dieron cuando los ahora fallecidos viajaban en una motocicleta con una menor de edad más y en ese momento, por razones que no están claras, en apariencia fueron colisionados por detrás por un vehículo”, informó la oficina de prensa del OIJ.

Padre e hijo de 13 años fallecen cuando la moto en la que viajaban es chocada por detrás por carro. Foto cortesía.

Campos falleció de forma inmediata debido a la violenta colisión, mientras que sus dos hijos fueron llevados de emergencia a la clínica de Santa Cruz, donde Jeremy perdió la vida pocos minutos después.

La Policía Judicial informó que al conductor del carro, cuya identidad no se dio a conocer, se le aplicó la prueba de alcohol y dio negativo.

Apasionado por la pelota

La trágica muerte del padre y su hijo llenó de dolor y consternación a Guanacaste, especialmente a la comunidad de Coyolito de Belén, en Carrillo, pues Jeremy formaba parte del equipo de fútbol de esa localidad.

“Esto fue un golpe tremendo, nos ha dejado impactados y dolidos a todos en el pueblo”, dijo Wálter Chavarría, director del Comité Comunal de Deportes de Coyolito.

Chavarría contó que Jeremy vivía con sus papás en Cartagena, pero como su abuelita vive en Coyolito él visitaba mucho esa zona, así fue como de a poco se integró al equipo.

“Nosotros en el 2019 entramos al campeonato de Limeca (Ligas Menores de Carrillo) y ahí peleamos las categorías de décima, sétima y octava. Jeremy estaba en la octava, él y sus compañeritos fueron campeones en la primera ronda en el estadio de Filadelfia, él fue de gran ayuda para nosotros”, recordó con nostalgia.

Padre e hijo de 13 años fallecen cuando la moto en la que viajaban es chocada por detrás por carro. Foto cortesía.


—  “Vivimos momentos muy preciosos y ahora lamentablemente estamos llorando la pérdida de Jeremy y de su papá, Joselo, como le decíamos de cariño”, dijo Walter Chavarría, conocido de los ahora fallecidos.

Muy respetuoso

Don Wálter contó que Jeremy era muy querido por todos en el comité de deportes, pues con su sencillez y carisma se ganó el corazón de muchas personas, asegura que era un chiquito que se daba a querer.

“Era un niño muy respetuoso, humilde y calladito, pero Jeremy también era muy activo, cada partido, aunque estuviera en la banca, lo vivía como si estuviera de titular.

“Recuerdo que le pedía al entrenador que lo metiera a jugar porque le encantaba el fútbol, gracias a Dios siempre pudimos darle la oportunidad de hacerlo”.

José Campos Viales y su hijo Jeremy Campos, fallecieron luego de que la moto en la que viajaban fue chocada por detrás por un carro en Cartagena de Santa Cruz, Guanacaste. Foto

Chavarría también conoció al papá de Jeremy, a quien describió como un hombre honesto y bueno que siempre estaba ahí para apoyar los sueños de sus hijos, era normal verlo en los partidos del pequeño.

“Los padres de ‘Joselo’, como le decíamos de cariño, siempre fueron muy luchadores y él sacó eso de ellos, así es como lo recuerdo, como un muchacho muy luchador y emprendedor. No lo digo porque haya muerto, porque así lo dirán muchas personas, era un hombre que hacía hasta lo imposible para sacar a su familia adelante”, recordó.

Añadió que la familia de Campos era dueña de un ganadito y, hasta donde él sabe, José actualmente trabajaba junto a su papá.

Banda de luto

La pasión que sentía Jeremy por la música lo llevó a formar parte de la Marching Band Municipal de Nicoya, en la cual él tocaba los platillos. Campos era el miembro más pequeño del grupo.

José Campos Viales y su hijo Jeremy Campos, fallecieron luego de que la moto en la que viajaban fue chocada por detrás por un carro en Cartagena de Santa Cruz, Guanacaste. Foto

Por medio de su perfil de Facebook, la banda dedicó un sentido mensaje para darle el último adiós al pequeño.

“Recordaremos cada ensayo, cada presentación. Honraremos tu recuerdo al contemplar la puesta de sol y al toque de cada tambor. Eternamente serás parte de nosotros y de la banda a la que con orgullo representaste.

“Tu paso terrenal fue corto, pero tu legado y esencia vivirá para siempre. Que Dios te reciba con los brazos abiertos, que cuando miremos una estrella resplandeciente te recordaremos sonriendo a nuestro lado”, dice la publicación.

”No logramos comprender el propósito de la vida, nos duele el pecho cuando pensamos en tu partida. No es justo que alguien te arrebatara la vida de esa forma, sin embargo, el tiempo y la sabiduría nos harán comprender que era tu tiempo de iniciar a tocar los platillos en el cielo”,

—  publicó la Marching Band Municipal de Nicoya.

Por medio de la publicación también recordaron a Jeremy como un chiquito carismático, sencillo y colaborador, que disfrutaba las cosas sencillas de la vida y para quien cada domingo era un festín pues significaba la oportunidad de compartir un ensayo junto a sus amigos y compañeros.