Por: Alejandra Portuguez Morales.   9 mayo

Patricia Vega, presidenta ejecutiva del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), reconoció que recibieron denuncias por medio del 911 sobre las agresiones que sufrió un niño salvadoreño que murió este jueves en la madrugada en Sabanilla de Alajuela.

Vega explicó que la primer denuncia fue el jueves 2 de mayo anterior.

"Hay una noticia de que se había puesto una denuncia antes (el 2 de mayo), pero sin dirección ni mayor dato, entonces digamos que una denuncia así no funciona”, expresó.

Agregó que el sábado 4 de mayo anterior, el 911 recibió otra alerta por esta misma situación.

Una vecina mostró el lugar donde vivía el niño con su familia, en Los Ángeles de Sabanilla, en Alajuela. Fotografía: Francisco Barrantes / Archivo

“Un psicólogo, que estaba haciendo trabajo social en Sabanilla de Alajuela, puso la denuncia a las dos de la tarde del sábado, el 911 la remitió a la oficina del Pani de Alajuela... La oficina la recibió hasta el lunes 6 de mayo, la coordinadora la clasificó en prioridad uno, la cual se debe atender y resolver en un máximo de 24 horas, no obstante, la persona encargada fue a ver el asunto hasta el miércoles 8 de mayo en la tarde”, dijo.

Sin embargo, el funcionario se devolvió para la oficina porque no encontró la casa del pequeño.

“Se fue a la zona con la dirección que aportaron y no encontró la casa, se buscó al pulpero, fue a la escuela, pero el niño tampoco aparecía en el sistema escolar, como no encontró nada se devolvió a la oficina”, expresó.

Ver más!

Este jueves nuevamente volvieron a recibir otra alerta, está vez sí encontraron la casa y cuando llegaron ya estaba la Cruz Roja, la Fuerza Pública y demás autoridades, además, el pequeño había fallecido.

“El PANI fue en la tarde para ver si había otros niños y realmente ese es más o menos el recuento de lo que sucedió”, manifestó Vega.

“Las denuncias que se hicieron decían que el niño estaba golpeado, tenía rasguños, quemaduras en las manitas, vamos a ser claros, o sea, esto es una tragedia inexcusable y estas cosas no deberían ocurrir”, dijo Vega.

Agregó que ahora solo les queda investigar qué fue lo qué pasó, sostuvo que para este jueves les dieron otra dirección y reconoció que quizás necesariamente no eran diferentes.

“Parte de la investigación será corroborar esas dos direcciones si daban al mismo lugar o no”, dijo.

En Los Ángeles de Sabanilla de Alajuela fue donde se dio la agresión del pequeño. Foto: Francisco Barrantes.
¿Funcionarios negligentes?

“Definitivamente estoy ordenando la investigación y ahí se tendrá que valorar las responsabilidades del caso si las hubiere, es lo que más le puedo decir en este momento, porque hay un proceso que debo respetar, soy la que resuelvo al final lo que sea que se deba resolver de las actuaciones de los funcionarios”.

“En este momento no puedo resolver nada en absoluto porque podríamos echar al traste con el procedimiento”, concluyó.

El Pani no tiene servicios de emergencias para los fines de semana, si un niño sufre alguna situación después de las 4 de la tarde de un viernes la debe atender la Fuerza Pública, así lo reconoció la directora de esta institución.

El Pani tiene 1300 funcionarios y la directora dijo que desde el año anterior todas las oficinas fueron reforzadas con plazas, aseguró que sabe que hay funcionarios comprometidos así como también desinteresados