Por: Adrían Galeano Calvo.   9 agosto
Guido siempre será recordado como uno de los grandes promotores del ciclismo en Guanacaste. Foto tomada de Facebook.
Guido siempre será recordado como uno de los grandes promotores del ciclismo en Guanacaste. Foto tomada de Facebook.

El ciclismo tico está de luto, especialmente en Guanacaste, pues la noche de este miércoles falleció en un accidente de tránsito don Guido Blanco Bermúdez, quien era considerado por muchos como el “Papá del ciclismo guanacasteco”.

Cualquier persona que ame el ciclismo sabe bien quien era don Guido, pues además de haber sido un excelente ciclista también fue un gran entrenador, siempre se preocupó por transmitir su pasión a los más jovencitos para formarlos dentro del deporte y alejarlos de los vicios, por eso es que lo veían como un papá.

Blanco falleció en el hospital Enrique Baltodano Briceño, luego de que a eso de las 5:30 p.m. un carro chocará la moto en la viajaba. Trascendió que se dirigía hacia su casa después de terminar el entrenamiento con unos jóvenes.

La muerte de don Guido no solo afectó a los guanacastecos sino que también golpeó a los ciclistas de todo el país, solo hace falta ver la cantidad mensajes que inundaron la publicación que hizo la Federación Costarricense de Ciclismo (Fecoci) minutos después de que se confirmara la terrible noticia para darse cuenta de lo muy querido que era.

Segundo papá

Una de las que más sufrió con la muerte de don Guido fue Mónica Montero, quien durante cinco años fue una de las tantas pupilas que tuvo Blanco en su carrera como entrenador en el Comité Cantonal de Deportes y Recreación de Liberia.

“En el 2013 inicié en el ciclismo con él, Guido fue el mejor entrenador, amigo, segundo papá y maestro del ciclismo, nos enseñó a ser excelentes ciclistas, pero antes él siempre se preocupó porque fuéramos buenas personas, que nuestros valores fueran los mejores”, dijo Mónica.

Mónica recuerda a don Guido como su segundo papá. Foto cortesía Mónica Montero.
Mónica recuerda a don Guido como su segundo papá. Foto cortesía Mónica Montero.

Montero aseguró que junto a Blanco vivió momentos especiales y grandes victorias, aún recuerda como él la acompañaba durante las competencias en su moto o en bici, así como cuando usaba un megáfono para alentarla a que pedaleara más duro.

“Con Guido, en mi caso ganamos ocho campeonatos nacionales, ocho medallas de oro, cuatro medallas de plata y un de bronce en juegos nacionales del 2015-2016-2017, ganamos tres vueltas infantiles (dos en pre-juvenil y una en juvenil) y participe en tres Juegos Panamericanos juveniles y en una Vuelta Internacional Femenina a Costa Rica”

La joven destacó que como ciclista don Guido fue un gran corredor, pero más que eso era una persona con un enorme corazón, quien siempre le entregó todo su amor y cariño a cada uno de sus pupilos, por esto asegura que el recuerdo de su maestro siempre estará presente en las nuevas generaciones de ciclistas.

Un luchador

Juan Manuel González, presidente de la Fecoci, lamentó la muerte de Blanco, a quien consideraba un gran amigo y una persona extraordinaria.

“Guido inició en el ciclismo en los años setenta y fue campeón nacional élite en 1977, participó en los equipos más importantes de esa época y después de su retiro se dedicó a negocios particulares, fundó un ciclo y por muchos años fue un hombre que estuvo en la industria de las bicicletas, pero nunca dejó de ser un formador de chiquillos en su amada Liberia”, contó Juan Manuel.

González destacó que su amigo siempre se preocupó por los más jóvenes, por eso, fue además de trabajar en el comité de deportes también fundó una escuelita de ciclismo, en la cual le enseñaba a niños de hasta 5 añitos a dar sus primeros pedalazos.

La pasión de don Guido era enseñar a los más jóvenes. Foto Comité Cantonal de Deportes de Liberia.
La pasión de don Guido era enseñar a los más jóvenes. Foto Comité Cantonal de Deportes de Liberia.

Esta lucha por la juventud la dio hasta sus últimos días, pues Juan Manuel recordó que el pasado martes don Guido recibió la dura noticia de que no iba a poder llevar a su equipo a la vuelta juvenil a Costa Rica por falta de presupuesto, pero en lugar de entristecerse dijo que se iba a poner las pilas para ayudar a los muchachos.

“Las ultimas palabras que tenemos de don Guido fueron del martes cuando nos dijo: ‘ahora será buscar patrocinio para no faltar al campeonato infantil’, ese era el sentir de ese gran maestro y papá del ciclismo guanacasteco”, añadió.

Don Guido fue una figura tan importante en el ciclismo que, incluso, Hernán Solano, ministro de Deportes, tuvo unas palabras para despedirse.

“Él se dedicó de manera apasionada a buscar muchachos y muchachas para que se pudieran meter en el ciclismo, especialmente en el de ruta, y se convirtió en uno de esos cazatalentos que toda federación debe tener”, dijo el ministro.

Solano añadió que Guido también destacó porque siempre luchó por darle espacio a las mujeres en el mundo del ciclismo, así como de ponerle el pecho a las balas a la hora de salir adelante pese a los escasos recursos.

Gran trayectoria
  • 1976 Campeón Nacional Invicto a nivel Juvenil
  • 1976 Campeón Vuelta de la Juventud 
  • 1977 Campeón Nacional Élite
  • 1977 Subcampeón Vuelta de la Juventud y Rey de Montaña
  • 1980 Tercer lugar Campeonato Nacional Elite
  • 1981 Décimo lugar Campeonato Nacional Elite.
  • Participó en la Vuelta a Costa Rica  en 1976, 1977, 1978, 1979, 1980, 1981 y 1982.