Alejandra Portuguez Morales, Reiner Montero.8 julio

Los cuatro miembros de la familia Rojas Martínez están en condición grave porque el carro en el que iban chocó de frente contra un cabezal en Guácimo de Limón, la tarde de este lunes.

El vehículo era manejado por Osvaldo Rojas Rivera, junto a él iban su compañera sentimental, Irene Martínez Ramírez, ambos de 29 años y en los asientos traseros sus hijos, un menor de 7 años y una niña de 3 añitos.

El terrible accidente de tránsito ocurrió a las 11 de la mañana, entre las entradas de las comunidades Fox Hall y Angelina.

Julio Arguedas, jefe del tránsito de la zona del Atlántico afirmó que el carro iba de Guácimo hacia Guápiles, mientras que el tráiler en sentido contrario.

Agregó que, al parecer, el carro adelantó en falso y se topó de frente con el cabezal. El golpe fue tan fuerte que el carro y el tráiler rebotaron, el carro de la familia quedó a un lado de la calle que están ampliando y el camión metido entre la tierra.

El carro en el que iba la familia Rojas Martínez quedó en perdida total. Foto: Reiner Montero
El carro en el que iba la familia Rojas Martínez quedó en perdida total. Foto: Reiner Montero

Arguedas dijo que los menores llevaban los cinturones y además iban en las sillas de seguridad, sin embargo, el impacto fue tan fuerte que el carro quedó en perdida total.

Los cuatro miembros del hogar quedaron prensados, por lo que los bomberos y la Cruz Roja usaron equipo especial para sacarlos, los estabilizaron y fueron llevados de emergencia al hospital de Guápiles.

La menorcita empeoró, por lo que los médicos la enviaron al hospital Nacional de Niños, en San José la misma tarde de este lunes.

Al trailero lo identificaron como Jorge Araúz Espinoza, él estaba muy asustado y dijo que intentó evitar el choque, pero fue imposible. A él le hicieron la alcoholemia y dio negativa.

El trailero intentó evitar el choque pero luego del impacto terminó metido en una montaña de tierra. Foto: Reiner Montero
El trailero intentó evitar el choque pero luego del impacto terminó metido en una montaña de tierra. Foto: Reiner Montero

Ambos conductores tenían los documentos para manejar y los de los vehículos al día.

Trascendió que la familia es vecina de Siquirres.

Las autoridades de tránsito hacen un llamado de precaución, para que los choferes no hagan adelantamientos indebidos y tengan cuidado, sobre todo en esta época lluviosa.

En lo que llevamos del año perdieron la vida 220 personas en accidentes de tránsito.