Keyna Calderón.29 mayo
El chofer enfrentará cargos por homicidio culposo y conducción temeraria. Foto: Suministrada por Keyna Calderón.
El chofer enfrentará cargos por homicidio culposo y conducción temeraria. Foto: Suministrada por Keyna Calderón.

Un papá se armó de valor y le dio a su hijo la lección más grande de su vida al entregarlo a la policía luego de que atropellara y matara a un ciclista, en El Tejar de El Guarco, Cartago.

El accidente ocurrió este jueves 28 de mayo poco antes de las 10 de la noche en el cruce del antiguo bar Reno City.

El conductor, identificado por la Policía de Tránsito con los apellidos Guevara Carpio, de 31 años, se asustó por lo sucedido y dejó abandonado al ciclista mientras este agonizaba.

Al llegar a su casa, en Quebradilla de Cartago, le contó al papá lo que había pasado y el señor se lo llevó a la delegación de Coris para que enfrentara las consecuencias de sus actos.

Gustavo Ordóñez, oficial de la Policía de Tránsito, contó que a Guevara le hicieron la alcoholemia y esta dio un resultado de 0.82 miligramos de alcohol por litro de sangre, cuando el límite permitido por la ley es de 0.38, debido a eso el hombre fue llevado a la Fiscalía donde enfrentará cargos por los delitos de homicidio culposo y conducción temeraria.

La bicicleta de la víctima quedó partida en dos por el golpe. Foto: Suministrada por Keyna Calderón.
La bicicleta de la víctima quedó partida en dos por el golpe. Foto: Suministrada por Keyna Calderón.

El ciclista fue identificado como Pedro Andrés Brenes Jiménez, de 37 años, a quien todos conocían con el sobrenombre de Grillo.

Brenes fue encontrado, quienes llamaron a la Cruz Roja. Cuando los paramédicos s dieron cuenta que tenía lesiones muy serias en la cabeza, por lo que lo llevaron de emergencia al hospital Max Peralta, donde murió poco después de ingresar.

La página web del Tribunal Supremo de Elecciones detalla que Brenes era soltero, no tenía hijos y vivía en Guayabal de San Francisco, Cartago.