Alejandra Portuguez Morales, Keyna Calderón.23 noviembre, 2019

Enrique Javier Caldera Sandoval pasó las últimas horas de su vida al lado de sus hijos, un muchacho de 19 años y una adolescente de 12, con ellos bailó, disfrutó y se despidió para siempre.

Las últimas publicaciones en las redes sociales de Caldera fueron sobre el baile de graduación de su hija, quien salió de sexto grado de la escuela de Paraíso de Cartago.

Incluso subió una foto junto a ella, en la que sale hincado y dándole un beso en la mano, con un bello mirador de fondo.

Además de la publicación de la foto le escribió unas palabras, sin saber que serían una despedida.

“Y fue así que te declaré mi amor para toda la vida y más allá, ¡te amo y te amaré hasta el infinito y más allá! Mi amor por ti trasciende más allá de todo”, le redactó el papá a su hija.

La fiesta de graduación fue la noche de este viernes, en San Miguel de Cartago, al parecer terminó cerca de la medianoche y Enrique Javier se devolvió para su casa en moto, en la ciudadela López Mateos, San Sebastián, en San José.

Esta fue una de las últimas publicaciones que Enrique Javier Caldera Sandoval, de 40 años le dedicó a su hija menor. Fotos: Tomadas de facebook
Esta fue una de las últimas publicaciones que Enrique Javier Caldera Sandoval, de 40 años le dedicó a su hija menor. Fotos: Tomadas de facebook
Trágico regreso a la casa

El trágico accidente ocurrió a 1:20 a. m. de este sábado en la autopista Florencio del Castillo, cuando el conductor de un carro golpeó por detrás la moto en la que iba Caldera, la arrastró unos metros, la sacó de la carretera y finalmente le cayó encima.

De acuerdo con la versión judicial, Enrique Javier viajaba por el carril derecho y el conductor del carro, que viajaba en el mismo sentido, pero por el carril izquierdo, perdió el control e invadió el carril derecho, provocando la fatalidad.

La víctima quedó sin vida unos dos kilómetros al oeste del peaje, en el carril que va de Cartago hacia San José.

El conductor del carro perdió el control del volante, chocó por detrás al motociclista, ambos se salieron de la calle. Foto: Suministrada por Keyna Calderón
El conductor del carro perdió el control del volante, chocó por detrás al motociclista, ambos se salieron de la calle. Foto: Suministrada por Keyna Calderón
Chofer de carro se entregó

El conductor del carro huyó del lugar y dejó el carro abandonado.

Sin embargo, la mañana de este sábado llegó a la delegación de la Fuerza Pública de La Unión, en Cartago y se entregó. Él es de apellido Solano y tiene 26 años.

Solano fue llevado a un centro médico para realizarle una prueba de sangre y así determinar si conducía borracho.

El OIJ informó de que Solano será puesto a la orden del Ministerio Público de La Unión, para que ese órgano determine si pide a un juzgado medidas cautelares o lo deja libre, en espera del resultado de la prueba de alcohol en sangre.

186 motociclistas han muerto en este 2019
Doble golpe para la familia

Doña Cándida Caldera, tía de la víctima mortal afirmó que se enteró de la tragedia a las 9 de la mañana de este sábado, cuando uno de sus sobrinos la llamó para informarle de la tragedia.

“Un hermano de él (Enrique Javier) me llamó y me dijo que nos iba a dar una mala noticia, ‘A Javier lo mataron en un accidente en la madrugada’ eso fue lo que me dijo y fue un golpe al corazón”, dijo la tía.

Agregó que hace dos meses otro de sus sobrinos murió, por lo que la familia está desecha ante tanto dolor.

Doña Cándida recordó que Javier le mandó audios por WhatsApp y le dijo estar muy orgulloso de su hija, por lo que siente que también se despidió de ella.

“Me mandó varios audios, me decía que era uno de los logros de su hija, yo le dije que lo que era bueno para él, también lo era para mí y me respondió: ‘yo a usted la amo mucho’, no sabía que esa también era su despedida para mí”, agregó la tía.

“Es un dolor fuerte para toda la familia, él fue un buen muchacho, entregado a sus hijos”, dijo Cándida Caldera, tía del fallecido.

“Él era un buen muchacho, un buen padre, él amaba a su familia, lo sé porque él fue como un hijo para mí y los hijos de él también, porque siempre estuvimos juntos, aunque nos duela sabemos que él ahora está descansando y en paz, porque últimamente estaba muy metido en los caminos de Dios, porque él quería que sus hijos lo vieran como un ejemplo”, indicó la señora.

En lo que llevamos de este año murieron 377 personas por accidentes en carretera, las autoridades hacen un llamado de atención para manejar con precaución y así evitar que aumenten las víctimas mortales.