Silvia Coto.18 octubre
El caso ocurrió en Vara Blanca. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
El caso ocurrió en Vara Blanca. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Un papá fue detenido por la Policía después de que, supuestamente, se llevó a su hijo de dos años a la fuerza y en la huida lo tiró de una tapia.

El caso ocurrió el sábado a las 7 p.m., cuando el hombre de apellidos Salazar Gómez de 38 años, según el OIJ, estaba bajo los efectos del alcohol y compartía con su hijo en su casa, en San Rafael de Vara Blanca, en Heredia.

La mamá del menor llegó a recoger a su niño, cuando, al parecer, Salazar se puso agresivo y empezaron a discutir. El hombre le dijo a la mujer que se iba a llevar al niño a un lugar desconocido para ella, por lo que la madre salió de la casa corriendo y empezó a pedir auxilio.

“Él amenazó a la mujer con hacerle daño al menor”, dijo Rodrigo Araya, director de la Fuerza Pública de Heredia.

La mujer llamó a la Fuerza Pública, los oficiales al llegar se percataron de que era el mismo hombre al que unos minutos antes le habían quitado una moto por andar tapis.

El hombre agarró un cuchillo y amenazó a los oficiales, al parecer, les gritaba que no se acercaran mientras llevaba a su hijo. El “ejemplar” papá corrió hasta una tapia y primero tiró a su hijo y después se mandó él para huir de los oficiales.

Los uniformados empezaron a buscar al menor hasta la madrugada y no lograron encontrarlo, por lo que la mujer se fue para su casa que queda cerca de la del “papá”, ella al entrar a la vivienda se percató de que faltaban unas cobijas, por lo que pensó que él había estado en ese lugar.

La mujer llamó a la policía y ellos le solicitaron que se fuera para la delegación y se quedara con ellos para evitar cualquier situación que se pudiera dar en su contra, más que Salazar, según la Policía, tiene un amplio historial de violencia doméstica.

Este domingo a las 7 de la mañana, los agentes del OIJ recogieron a la mamá del niño en la delegación y se fueron hasta la casa de ella para revisarla, al llegar, desde afuera se observaba el televisor prendido, por lo que le pidieron permiso para ingresar.

Al entrar ahí estaban los dos, padre e hijo, el hombre fue detenido y llevado a la Fiscalía, mientras que su hijo sufrió algunos golpes en las manos y piernitas, por lo que fue llevado al Hospital San Vicente de Paúl en Heredia.