Alejandra Portuguez Morales.26 mayo, 2019

Una ama de casa de apellido González, de 45 años, y un peón de construcción de apellido Centeno, de 35, fueron detenidos por el OIJ de Alajuela como sospechosos del homicidio de uno de sus hijos, de 16 años, y que tenía una discapacidad.

A la pareja la investigan por el delito de homicidio por omisión, de acuerdo con la oficina de prensa del OIJ, este es cuando una persona encargada de proteger la vida de otra, no evita la muerte, siempre que pudiera hacerlo, pues cabe la posibilidad de existan obstáculos que no lo permitan.

La pareja fue detenida este sábado en la tarde, luego de que ellos llamaran a la Cruz Roja pidiendo ayuda para que atendieran al menor. Cuando los paramédicos llegaron a la casa, en La Guácima de Alajuela, declararon sin vida al muchacho.

La pareja detenida es extranjera ellos están a la espera de sus medidas cautelares. Foto: Archivo GN
La pareja detenida es extranjera ellos están a la espera de sus medidas cautelares. Foto: Archivo GN

Los cruzrojistas coordinaron con los judiciales para el levantamiento del cuerpo, los especialistas en escenas del crimen determinaron que el joven vivía en condiciones deplorables, debido a que no podía moverse por sí mismo porque tenía un padecimiento, el cual lo mantenía postrado en una cama.

“Presentaba gran cantidad de úlceras en el cuerpo, desnutrición, suciedad en la piel y cabellos sobre el cuerpo, entre otras cosas”, señaló el OIJ mediante un comunicado.

“Con un resultado preliminar de la autopsia se determinó manera de muerte homicida y como causa una aparente bronconeumonía que podría ir muy ligada al estado en que vivía la víctima”, agrega el comunicado.

Al parecer lo tenían escondido

Las autoridades entrevistaron a los vecinos y ellos afirmaron que en la casa vivían dos muchachos de 14 y 17 años, así como una adolescente de 12, a quienes conocían perfectamente; sin embargo, al parecer, nadie sabía de la existencia del joven de 16 años, pues la familia lo mantenía en secreto.

Estos otros tres menores serían hermanos del muchacho que murió.

Los investigadores coordinaron con el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) para que el resto de los menores estén bajo vigilancia, ellos momentáneamente fueron dados a un pariente para el cuido.

La pareja es extranjera y está a la espera de las medidas cautelares.