Adrían Galeano Calvo.29 enero
Los papás no pierden la esperanza de encontrar el cuerpo de su hijo. Foto: Cortesía Guana Noticias.
Los papás no pierden la esperanza de encontrar el cuerpo de su hijo. Foto: Cortesía Guana Noticias.

Lester Santana y su esposa Evelyn Sandoval visitan a diario playa Minas, en Santa Cruz de Guanacaste, con la esperanza de que el mar les devuelva a su amado hijo Alexánder Santana Sandoval, de 18 años.

El muchacho desapareció la tarde del pasado domingo 10 de enero, cuando una fuerte corriente lo arrastró mar adentro. Desde ese trágico día, sus papás no han dejado de buscarlo.

“Lo que pido es que nos ayuden a encontrar los restos de nuestro hijo, de corazón les pedimos que nos ayuden. Creemos que el cuerpo ya no está flotando, sino que debe estar prensado en algo, porque esa parte es muy rocosa y hay muchas grietas grandes.

“Nosotros vamos todos los días y hablamos con los pescadores, ellos nos dicen que están enterados del caso y pasan pendientes por si ven algo, pero hasta el momento no hay resultados”, dijo don Lester.

El señor explicó que lo que más necesitan es un grupo de buzos especializados que pueda buscar el cuerpo de Alexánder en zonas de difícil acceso.

Si usted desea ayudar a la familia de Alexánder puede contactarlos al teléfono 8802-0937.
Paseo terminó en tragedia

Santana contó que la tragedia ocurrió al final de un paseo que su familia hizo a esa playa. Lo que más le duele es que todo se dio cuando estaban a punto de regresar a su casa, en la comunidad de Chorotega de Santa Cruz.

Alexánder soñaba con estudiar Ingeniería Industrial. Foto: Cortesía Guana Noticias.
Alexánder soñaba con estudiar Ingeniería Industrial. Foto: Cortesía Guana Noticias.

“Él y su novia estaban con un tío en la orilla y le dijeron que se iban a meter a bañar un momento, como para despedirse del mar. De un momento a otro, una ola grande se les vino encima y los arrastró a una parte profunda”, contó el papá.

Mientras terminaba de empacar las maletas en el carro, don Lester escuchó los gritos desesperados de su hijo, por lo que salió corriendo para tratar de ayudarlo a él y a su novia, Maricela Duarte.

“Yo salí desesperado a auxiliarlo y me metí al agua. Yo medio sé nadar y a como pude llegué a donde estaban. No tengo conocimientos en rescate, hice lo humanamente posible, pero el oleaje lo seguía llevando hacia adentro.

“Estaba muy fatigado y tomé aire un momento, mi hijo estaba como a dos metros, estaba flotando como con las manos abiertas, pero de un momento a otro las manos se le fueron hacia atrás y se sumergió, luego la corriente se lo llevó”.

Santana dijo que la novia de Alexánder y doña Evelyn, quien también se metió al mar para tratar de rescatarlos, fueron sacadas con una cuerda que una persona les prestó en el momento.

Más ayuda
Unos buzos intentaron encontrar el cuerpo del muchacho. Foto: Cortesía Guana Noticias
Unos buzos intentaron encontrar el cuerpo del muchacho. Foto: Cortesía Guana Noticias

Un día después de que el joven fue arrastrado por el mar, la Cruz Roja y el Servicio Nacional de Guardacostas realizaron un operativo para tratar de encontrar su cuerpo.

Los cuerpos de emergencia trabajaron incansablemente hasta el domingo 17 de enero, día en el que le dijeron que no podían extender la búsqueda por más tiempo.

“Después de eso, quienes nos han ayudado son la gente de los botes pesqueros y los yates, incluso un gringo, al que Dios le tocó el corazón, contrató unos buzos para buscarlo, pero necesitamos más ayuda”, dijo el papá.

Amante de las pesas

Don Lester describió a su hijo como un muchacho con un corazón de oro, quien amaba a su familia y le encantaba todo lo que tenía que ver con el levantamiento de pesas.

“Él estaba en halterofilia (levantamiento de pesas), le gustaba mucho ese deportes y de hecho se estaba preparando para ir a los próximos Juegos Nacionales si es que se llegaban a realizar. Estaba en el comité de deportes de Santa Cruz, e incluso ya había ganado dos medallas”.

Además, el joven tenía el sueño de estudiar Ingeniería Industrial en la UCR, ya hasta había realizado el examen de admisión.