Silvia Coto.25 septiembre, 2019
La pareja había planeado un paseo a la playa. Foto: Shirley Vásquez /Archivo
La pareja había planeado un paseo a la playa. Foto: Shirley Vásquez /Archivo

Una pareja de esposos nicaragüenses fue la víctima del accidente ocurrido en la ruta 27 (San José - Caldera) el pasado 15 de setiembre, cuando se estrellaron contra una baranda, el vehículo se incendió y ellos no lograron salir.

Gracias a las huellas, el OIJ identificó al esposo como Wálter Ulises Jarquín Garmendia, de 31 años.

En el caso de la mujer, de manera preliminar los agentes creen que se trata de Raquel Calderón Urbina, de 32 años.

Por el estado en el que quedó el cuerpo de ella, los forenses deben hacer pruebas más complejas para identificarla, por lo que se podría confirmar o descartar esa identidad hasta dentro de varias semanas.

En la autopsia determinarán si ellos fallecieron por los golpes del accidente o por el incendio del carro.

El carro pegó contra la baranda de cemento, se volcó y se fue arrastrado 200 metros. Foto cortesía
El carro pegó contra la baranda de cemento, se volcó y se fue arrastrado 200 metros. Foto cortesía

Lucrecia Urbina Obando, mamá de Raquel, confirmó la muerte de su hija al canal Pixel Channel de Estelí, Nicaragua. Ella contó que la pareja andaba de paseo.

"Ella era una madre excepcional, ese día estaba compartiendo con Wálter, su actual pareja, con quien tenía una buena relación”, dijo Urbina.

La pareja era vecina de Alajuela y al parecer tenía varios años de vivir en el país.

Calderón deja cuatro hijos y Jarquín uno. La familia espera repatriar los cuerpos para darles santa sepultura en Nicaragua pues, al parecer, así lo querían ellos.

Raquel Calderón Urbina de 32 años y Wálter Ulises Jarquín Garmendia de 31 años, tenían una linda relación según sus allegados. Foto: Cortesía
Raquel Calderón Urbina de 32 años y Wálter Ulises Jarquín Garmendia de 31 años, tenían una linda relación según sus allegados. Foto: Cortesía

El día del accidente, ellos viajaban en sentido San José - Caldera a eso de las 2:40 a.m. en un carro Honda tipo ranita. Al parecer, el vehículo iba a alta velocidad cuando se estrelló contra la baranda de cemento del centro de la calle, en el cruce entre Turrúcares y Atenas.

El carro pegó, se volcó y así se fue resbalado por casi 200 metros. Trascendió que varios conductores trataron de auxiliar a la pareja pues dijeron que la mujer pedía ayuda, pero nadie andaba extintor y no pudieron hacer nada.