Silvia Coto, Keyna Calderón.25 octubre, 2019
Para los jueces la declaración de la niña permitió tener certeza de que el hombre la abusó. Foto Keyna Calderón
Para los jueces la declaración de la niña permitió tener certeza de que el hombre la abusó. Foto Keyna Calderón

El pastor Mario Chacón Leandro fue condenado la noche de este viernes a 14 años de cárcel por los abusos que cometió contra la nieta de su esposa.

La sentencia fue dictada por el Tribunal Penal de Cartago integrado por los jueces Rodrigo Obando Santamaría, Jenny Almendariz Solís y Jennifer Mata Mora.

“La declaración de la niña fue muy clara y no dejó dudas de lo que le pasó, ella tuvo un hilo conductor en toda su declaración y eso no nos hace dudar de lo que ella dijo, la niña lo identificó a usted don Mario”, dijo Mata mientras explicaba al pastor porque lo condenaron.

“Usted vino a mentir junto a su esposa (abuela de la niña) y a solapar un acto tan grosero como el que sufrió la niña”, dijo la jueza.

El fiscal Joffrey Salas Fuentes había pedido 20 años de prisión, por las secuelas que ha tenido que arrastrar la pequeña que tenía cinco añitos cuando los hechos se dieron entre entre enero y abril del 2015. Aunque las juezas indicaron que en el debate quedó claro que los delitos ocurrieron más bien en el segundo semestre del 2015.

Chacón quedó detenido de inmediato porque le dictaron seis meses de prisión preventiva.

Al hombre lo absolvieron de un delito de violación y otro de abuso sexual porque la niña solo narró dos hechos.

El pastor va dormir desde este viernes en la cárcel. Foto: Keyna Calderón
El pastor va dormir desde este viernes en la cárcel. Foto: Keyna Calderón

“Fue un proceso muy duro lo que hemos pasado, desde el primer día hasta hoy nosotros tuvimos la mirada en Dios, por algo muy delicado que le hicieron a una inocente, nosotros solo esperábamos que lo condenaran, perdí a mis hermanos y familia por lo que pasó, por confiar en mi familia”, dijo Helman Rojas, papá de la menor.

Chacón se aprovechaba de la confianza que le tenían para atacarla cuando la dejaban a su cuidado o iba por ella a la escuela.

Incluso, los padres de la pequeña contaron en el juicio que la menor, durante un largo tiempo se orinó en la cama, tenía pesadillas, quería dormir con sus papás, se puso agresiva y hasta en la escuela fueron notorios sus cambios de conducta.

La madre de la niña al final del debate le dijo a Chacón que lo perdonaba por lo que le hizo a su hija, a lo qué el hombre le respondió que se perdonara ella misma.

“Me han puesto más (malo) que satanás, a la par mía con las cortinas y las mentiras queda pequeño”, dijo el hombre antes de que terminara el debate.

El hombre negó ser pastor o estar acreditado como tal, lo que reconoció es que colabora en la iglesia de una manera diferente.

El sentenciado llegó a decir al juicio que a la niña le dijeron que mintiera por una deuda que el papá de ella tenía con él de ¢14 millones, las juezas se trajeron abajo esa versión.

El caso de esta pequeñita consternó al país pues ella escribió una carta de su puño y letra para suplicarle a los magistrados que ordenaran adelantar el juicio que estaba fijado para setiembre del 2020 porque ella estaba cansada de esperar y de que el pastor supuestamente se burlará de ella cada vez que se la topaba. Los magistrados le dieron la razón.