Reyner Montero.14 enero
Detienen a sospechoso de asesinar a esposa de expatrón. Foto Reyner Montero
Detienen a sospechoso de asesinar a esposa de expatrón. Foto Reyner Montero

Un extranjero de apellidos Dávila Telles, de 37 años, fue detenido por el OIJ como sospechoso de asesinar de un balazo a la esposa de su expatrono, identificada como Zoraida Lozano García, de 52 años.

Aparentemente el hombre habría cometido el crimen para vengarse de ellos porque lo despidieron.

La captura de Dávila se llevó a cabo el lunes mientras trabajaba en una finca en Ticabán de Pococí, sin embargo, la Policía Judicial dio a conocer la detención hasta este martes.

El asesinato ocurrió el 21 de diciembre del año pasado dentro de la casa de la pareja, en la Rita de Pococí.

El OIJ indicó que la señora tenía un balazo en el pecho y falleció en el lugar.

A Dávila le decomisaron el celular, además este martes allanaron su casa en busca de alguna evidencia, pero salieron con las manos vacías.

De acuerdo con datos de la Policía Judicial, durante el 2019 se registró un total de 563 homicidios en todo el país.
Broncas con la pareja

Una fuente ligada al caso explicó que Dávila trabajó como peón para la pareja por mucho tiempo, pero fue despedido hace año y medio luego de que desaparecieran unas máquinas de coser de la casa de ellos.

Trascendió que días antes del homicidio al esposo de Lozano, cuya identidad no se dio a conocer, le robaron dos terneros de la finca. Posteriormente los encontró en la propiedad de un vecino.

Cuando el afectado reclamó que los animales eran suyos el vecino le respondió que Dávila fue quien se los llegó a vender, por lo que hubo una discusión entre el señor y Dávila.

Aparentemente, días después del robo de los terneros, Lozano se encontró con el vivazo y tuvieron una discusión, en la que se dice que el extranjero la habría amenazado.

El día del homicidio el esposo de Lozano salió a ver el partido de la final entre la Liga y Heredia en la casa de un amigo. Ella se quedó en la vivienda.

Cuando el hombre regresó vio que alguien había botado la puerta de la casa y al entrar encontró a su esposa sin vida.

Testigos aseguraron que ese mismo día vieron a Dávila rondando cerca de la casa de la pareja.