Sucesos

Perro policía encontró sangre en el cuarto del bailarín acusado de matar a María Luisa Cedeño

Baco es el nombre del agente canino que registró la habitación #21 del hotel La Mansión Inn, en Quepos

Escuchar este artículo

Baco es un perro policía, de la Unidad Canina del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), especializado en la búsqueda de rastros de sangre humana en escenas de crimen.

Este peludito colaboró en la investigación por la atroz muerte de la doctora María Luisa Cedeño Quesada.

Baco, junto a su instructor canino y personal de la Unidad Centralizada de Inspección de Indicios UCII de Biología Forense, encontraron rastros de sangre en la habitación #21 del hotel La Mansión Inn, sitio en el que dormía uno de los acusados por el homicidio de la anestesióloga.

Este cuarto era del bailarín nicaragüense de apellido Herrera Martínez, quien en apariencia vivía en este hotel.

Así lo reveló Tatiana López Morales, técnica especializada de la Unidad Canina, quien señaló que, dentro de esa habitación, Baco marcó varios puntos en los que su olfato le decía que había olor a sangre.

El inteligente perro marcó el suelo sobre el pasillo que va al baño del cuarto #21, también la caja fuerte, un pantalón corto, unas tenis negras con suela blanca, un reloj, un celular, además de un paño que estaba tendido.

La experta comentó que cuando el animal detecta rastros de sangre, tiende a sentarse para marcar el sitio; sin embargo, la toalla estaba en una parte alta, lo que hizo que Bacco se levantara en sus patas y marcara con su nariz el sitio.

“En algunos casos, cuando el indicio está en altura, la indicación es apuntando a la fuente del olor, no precisamente sentándose”, Tatiana López.

Al ver los resultados del perrito, el equipo multidisciplinario del Complejo de Ciencias Forenses aplicó la técnica de Luminol y Kastle Meyer (químicos que detectan presencia de sangre) en las áreas que indicó el animal, estas imágenes terminaron de confirmar que sí había rastros positivos del líquido vital en los sitios.

Por ejemplo, la puerta de la caja fuerte, unas llaves que estaban cerca de esta y un papel se iluminaron luego de aplicar la prueba de Luminol.

Además las suelas de las tenis, el celular que estaba sobre una mesa de noche y en el protector de este mismo; todos en apariencia propiedad del bailarín.

María Luisa Cedeño fue hallada sin vida el 20 de julio del 2020, en la habitación que estaba hospedada, la número 3 del hotel La Mansión Inn, en Manuel Antonio de Quepos.

Además del bailarín Herrera, hay otros dos acusados, un holandés de apellido Bodaan, quien era el dueño del hotel, y un costarricense de apellido Miranda, un administrador de empresas.

Sangre en carro

Baco también encontró olor de sangre en un carro convertible que al parecer estuvo en el hotel La Mansión Inn en Manuel Antonio de Quepos.

De acuerdo con el Registro Nacional, este vehículo es negro, modelo 2012, tiene capacidad para dos personas y aparece inscrito a nombre de un costarricense de apellidos Miranda Izquierdo.

El carro estaba en el parqueo del condominio, en un sitio abierto.

“Estaba bastante limpio, no se le observaba suciedad”, expresó la testigo.

Agregó que Baco marcó positivo en las manillas del carro y también en la de la cajuela, así como en la placa.

En la parte interna marcó positivo en el panel central y el área de palanca de cambios.

Pese a que el peludito encontró el olor a sangre, esta no era suficiente para mandar a hacerle pruebas, por lo que solo determinaron que era sangre humana, pero no se supo a quién le pertenecía.

López concluyó diciendo que estos perros especializados solo buscan el olor de sangre humana y no otros fluidos, además tienen la capacidad de encontrar ese rastro en ‘uno en ocho millones’, por ejemplo si hay una gota de sangre entre ocho millones de gota de agua, estos perritos inteligentes dan con el rastro.

Incluso señaló que el olfato de los perros tiene mayor capacidad que la prueba científica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.