Vivazo pensó que los oficiales creerían que se trataba de una placa provisional

Por: Adrían Galeano Calvo 4 septiembre
La jugada le salió cara a Telles, pues le decomisaron la moto. Foto MSP.

Ante falta de una placa para su motocicleta, un nicaragüense de apellidos Téllez Castillo pensó que podría bailarse a las autoridades al usar su certificado de nacimiento como si se tratara de una placa provisional.

El vivazo sacó su buen ratito para emplasticar el documento y atornillarlo a la moto, pero al final todo ese esfuerzo no le valió de nada, pues unos oficiales de la Fuerza Pública descubrieron el engaño en dos toques.

Los hechos ocurrieron este jueves 3 de setiembre en horas de la tarde en la ciudadela La Carpio, en La Uruca, San José, donde el grupo de uniformados mantenían un control de carretera.

Según la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad Pública, los oficiales detuvieron a Téllez porque este viajaba en su moto junto a una chiquita de cuatro años, que sería una familiar suya, y para colmo ninguno llevaba casco.

El extranjero sacó tiempo para emplasticar y atornillar el certificado a su moto. Foto MSP.

“Para sorpresa de los uniformados cuando fueron a revisar su placa se toparon que lo que portaba era un certificado de nacimiento. Aparentemente quiso confundir a la Policía pegando este certificado para simular que lo que llevaba era una placa provisional”, detallaron las autoridades.

Además de la placa de mentiritas, los oficiales descubrieron que la moto de TÉllez no contaba con revisión técnica vehicular ni marchamo al día, por lo que se la decomisaron.

Desde la oficina de prensa de la Policía de Tránsito confirmaron que al extranjero también se le hizo una multa por irrespetar la restricción vehicular sanitaria, por lo que al final tendrá que pagar más de ¢200 mil entre todas las multas.

“Tengo veintidós años de trabajar en la Policía de Tránsito y hasta ahora veo eso de un certificado de nacimiento. Con el paso de los años uno encuentra gente que le hace alteraciones a las placas, pero cada vez se ponen más creativos”, dijo Alberto Barquero, subdirector de la Policía de Tránsito.