Silvia Coto.27 diciembre, 2020
En el Hospital México un hombre está muy delicado, él recibió cinco balazos. Foto: Rafael Murillo
En el Hospital México un hombre está muy delicado, él recibió cinco balazos. Foto: Rafael Murillo

Un joven fue asesinado de varios disparos en San Pablo de Barva de Heredia.

Según informó el OIJ, el crimen se produjo este sábado, a eso de las 11 p.m., cuando la víctima, identificada como Kevin Gorgona Duarte de 21 años, estaba en el asiento del conductor de un carro estacionado frente a la escuela de la comunidad, momento en el que una motocicleta en la que viajaban dos hombres se acercó a la ventana y el acompañante le disparó un montón de veces al muchacho.

“Gorgona presentaba dieciocho heridas por proyectil de arma de fuego en diferentes partes del cuerpo, por lo que las personas que estaban con él intentaron trasladarlo a un centro médico, sin embargo, aproximadamente a un kilometro y medio del sitio donde se dieron los hechos falleció”, agregó el OIJ.

Asesinato en Puerto Viejo

Otro crimen se registró en Sarapiquí, donde fue asesinado un hombre identificado como Julio Blandón Mendoza de 40 años, en Puerto Viejo de Sarapiquí este sábado 26 de diciembre, en horas de la noche.

Las autoridades judiciales informaron que el hombre estaba en la calle cuando pasó una moto en la que viajaban dos hombres y el acompañante le disparó.

Blandón recibió un balazo en el pecho que resultó mortal, pues cuando la ambulancia de la Cruz Roja llegó al sitio, ya había fallecido.

Herido en León XIII

Un hombre de apellido Obando de 29 años, recibió cinco balazos la noche del sábado 26 de diciembre en la ciudadela León XIII.

Al parecer, Obando viajaba en un carro junto a dos personas por Garabito, cuando se escucharon un montón de balazos y sus acompañantes se percataron que estaba herido.

Obando recibió heridas en los hombros, la espalda, y una axila, por lo que fue trasladado al Hospital México donde permanece delicado.

Las personas que viajaban con Obando les aseguraron a las autoridades estar sorprendidos porque nunca lograron ver a los pistoleros.