Adrían Galeano Calvo.15 abril
El joven era vecino de San Ignacio de Acosta, San José. Foto tomada de Facebook.
El joven era vecino de San Ignacio de Acosta, San José. Foto tomada de Facebook.

Un pleito, que se armó por el aparente robo de un celular, acabó con la vida de un joven de 19 años que recibió una puñalada en una de sus piernas.

El ataque ocurrió a eso de las 5:20 de la mañana de este domingo en San Ignacio de Acosta, San José, específicamente dentro de una finca en Potrerillos Abajo, lugar en el que un grupo de al menos 11 jóvenes se quedaron acampando luego de una fiesta.

El fallecido fue identificado por la Policía Judicial como Marco Vinicio Fallas Vargas, quien era vecino de esa misma localidad.

De acuerdo con la versión del OIJ, todo ocurrió cuando Fallas estaba compartiendo con unos amigos y un joven, apellidado Cordero Alpízar, también de 19 años, se le acercó para, supuestamente, robarle el celular.

6 horas después del crimen la Fuerza Pública detuvo al joven sospechoso.

Aparentemente eso provocó que se armara un pleito entre ambos muchachos y, en ese momento, el sospechoso habría sacado un cuchillo para atacar a Marco Vinicio y luego darse a la fuga.

Los otros jóvenes que estaban en la finca sacaron a Fallas hasta la calle principal para topar a la ambulancia de la Cruz Roja, lamentablemente el joven no aguantó más y murió en medio del trayecto.

A las 11:20 de la mañana del domingo, la Fuerza Pública logró detener a Cordero en barrio Pilar en Vuelta de Jorco, en Acosta. Aparentemente el joven fue quien se puso en contacto con las autoridades pues temía ser linchado por varios vecinos que ya sabían lo que había ocurrido.