Rocío Sandí.9 abril

Un hombre de apellido Castillo y una mujer de apellido Brenes fueron pescados “con los pies en la soda” por la Fuerza Pública de Heredia.

El Ministerio de Seguridad Pública informó que los agarraron este Miércoles Santo a las 9:20 de la noche en el centro de la provincia.

El dueño de la soda llegó a abrir el local y los oficiales detuvieron al sospechoso. Foto: MSP.
El dueño de la soda llegó a abrir el local y los oficiales detuvieron al sospechoso. Foto: MSP.

Cuando los uniformados llegaron vieron que alguien había hecho un hueco en el cielor aso del local y al asomarse notaron que Castillo aún estaba adentro, así que coordinaron con el dueño del comercio para que les abriera.

Al revisar unos videos de seguridad vieron que la mujer llegó con el sospechoso y ella se quedó afuera de la soda para avisarle si había algún peligro, por lo que también la arrestaron.

Los policías dijeron que esta no es la primera vez que Castillo tiene problemas con la ley, ya tenía una orden de captura pendiente por el delito de hurto simple. Los dos detenidos fueron llevados a la Fiscalía.

Más detenidos

Además, los policías de Heredia detuvieron, también el miércoles, a un sujeto de apellido López sospechoso de varios asaltos.

Lo agarraron entre unos cafetales cerca del Conservatorio Castella poco después de que le robara el bolso a una chofer de carro.

El supuesto ladrón de la soda tenía una orden de captura pendiente por hurto. Foto: MSP.
El supuesto ladrón de la soda tenía una orden de captura pendiente por hurto. Foto: MSP.

La víctima dijo que el hombre esperó a que ella se detuviera, la amenazó con una pistola y le arrebató el bolso.

Cuando los oficiales encontraron a López le decomisaron 87 mil colones en efectivo, un bolso de mujer y dos celulares.

Por último, la Fuerza Pública de Heredia también capturó a dos hermanos de apellidos Aguilar que estaban haciendo loco.

Unos vecinos de San Antonio de Belén reportaron que los hombres estaban tomando guaro y haciendo un gran alboroto. Los uniformados los detuvieron por alteración al orden público y escándalos en la calle.